César Pérez de Tudela recibe la Orden del Mérito de la Guardia Civil

Al montañero César Pérez de Tudela se le ha impuesto este viernes la condecoración en el Centro de Adiestramientos Específicos de Montaña de la Guardia Civil, en Candanchú. El pasado 30 de Septiembre de 2.010 el Ministerio del Interior, a propuesta de la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil, concedió la Cruz de Plata al Mérito de la Guardia Civil al montañero madrileño César Pérez de Tudela.

Desde la creación a principios del año 1.967 de los Grupos de Esquiadores-Escaladores de la Guardia Civil y posteriormente en 1.981 con la reorganización que dio lugar a los GREIM, César Pérez de Tudela ha colaborado intensamente con los grupos de rescate en montaña de la Benemérita, asesorando a los mandos del Cuerpo desde su puesto de coordinador del rescate en montaña en la Dirección General de Protección Civil.

Su reconocido currículum montañero y su carácter mediático hacen que colabore en numerosos medios de comunicación desde la década de los años 70 para expresar su opinión sobre noticias de montaña y principalmente sobre accidentes que ocurren tanto a nivel nacional como internacional. En este tipo de artículos e intervenciones radiofónicas y televisivas ha hecho una defensa a ultranza de las Unidades de Montaña del Cuerpo y de su efectividad.

El acto de imposición de condecoraciones ha tenido este viernes en el Centro de Adiestramientos Específicos de Montaña de la Guardia Civil, sito en Candanchú (Huesca), siendo presidido por el Excmo. Sr. Teniente General Jefe de Unidades Especiales y de Reserva Atilano Hinojosa Galindo y contando con la presencia del Sr. Subdelegado del Gobierno en la provincia de Huesca Ramón Zapatero y del Teniente Coronel Jefe de la Comandan cia de la Guardia Civil Carlos Crespo Romero.

El Teniente General Atilano tras el acto de imposición relató los hechos que han hecho merecedores de la condecoración a quienes la recibían. El general Atilano aprovechó la presencia de los guardias civiles aspirantes a Especialistas de Montaña componentes del XXVII Curso del C.A.E.M. para ensalzar a los iniciadores del rescate en la Guardia Civil, quienes con muchos menos medios materiales se enfrentaban al mismo medio hostil que ellos actualmente. El esfuerzo de aquellos aguerridos guardias civiles, de los que cuatro de ellos se encontraban presentes en el acto, debe servir de ejemplo a quienes ahora aspiran a pertenecer a los GREIM.

Además de a César Pérez de Tudela, se impusieron condecoraciones al Coronel Jefe del Servicio de Montaña de la Guardia Civil Sebastián Martínez Martínez, al Guardia Civil Isidoro Sánchez de la Unidad Especial de Montaña y al guarda del refugio de la Renclusa, en el Pirineo aragonés, Antonio Lafón Torrente, este último por el incondicional apoyo que ha prestado en numerosas ocasiones a los componentes de los GREIM en labores de rescate y adiestramiento.

Antonio Lafón dirige el refugio de la Renclusa, a los pies del Aneto, desde el año 1.974, aunque trabaja en él desde los 15 años ayudando a su tío que lo regentaba entonces. En numerosas ocasiones ha tenido que trabajar codo con codo con los antiguos Grupos de Esquiadores-Escaladores de la Guardia Civil cuando no se contaba con medios aéreos y sus sabios consejos de montañero veterano han evitado multitud de accidentes en la actualidad, ofreciendo la primera asistencia a aquellos que resultan accidentados en su zona.

Tras la imposición de las condecoraciones se cedió la palabra a los dos civiles condecorados, quienes haciendo alarde de sus buenas dotes de comunicadores agradecieron el detalle de la concesión. César Pérez de Tudela comentó que además de las virtudes que todos el pueblo español conoce de la Guardia Civil, hoy había que añadir la de la elegancia por mostrar el agradecimiento de aquellos que colaboran con el Cuerpo.

Comentarios