La valoración de la dependencia cambia para igualarla en toda España

El Gobierno ha aprobaba este viernes el Real Decreto por el que se modifica el anterior baremo de valoración de la situación de dependencia y la escala de valoración específica para menores de tres años. El baremo determina los criterios objetivos para la valoración del grado de autonomía de las personas con el objetivo de garantizar una evaluación homogénea entre las comunidades autónomas. Este Real Decreto entrará en vigor un año después de su publicación

Las personas valoradas antes de la entrada en vigor de este Real Decreto no tendrán que ser valoradas de nuevo. Desde el Ministerio se afirma que las modificaciones introducidas no implicarán el aumento o disminución del número de personas beneficiarias, sino una mejora en la fiabilidad y aplicabilidad del baremo.

Este Real Decreto entrará en vigor un año después de su publicación. Durante este tiempo se revisarán las guías y se adaptará el sistema. Las personas valoradas antes de la entrada en vigor de este texto no tendrán que ser nuevamente valoradas. El nuevo baremo se aplicará a las personas que sean valoradas a partir de su entrada en vigor, aunque la solicitud de la valoración se hubiera producido con anterioridad. También se aplicará en las revisiones de valoración que se realicen a partir de esa fecha.

El baremo de valoración de la dependencia (BVD) permite determinar el grado y nivel de las personas en situación de dependencia. La valoración tiene en cuenta los informes existentes relativos a la salud de la persona y al entorno en que se desenvuelve. Además, también incluye la información obtenida mediante la observación, la comprobación directa y la entrevista personal de evaluación llevadas a cabo por profesional cualificado.

Además de conseguir la homologación de las evaluaciones, este nuevo baremo también tiene como objetivo mejorar la fiabilidad del instrumento y facilitar su aplicación por parte de los profesionales encargados de la valoración.

Para menores de 3 años

Los menores de tres años son valorados mediante la Escala de Valoración Específica. Esta valoración no tiene carácter permanente y se establecen revisiones de oficio periódicas a los 6, 12, 18, 24 y 30 meses. Cuando los niños cumplen 3 años deben ser nuevamente valorados mediante el BVD.

La EVE valora la situación de dependencia comparando su situación con el funcionamiento esperado en otros niños de la misma edad. La Escala se aplica mediante la observación de algunas variables de desarrollo, de las necesidades de apoyo en salud para determinadas funciones vitales básicas, de la necesidad de medidas que afectan a la movilidad y de si hubo bajo peso en el momento del nacimiento.

Comentarios