Sabadell, destino de los instructores de vuelo de Top Fly en Huesca

Avión , Top Fly , llegada chinos , aeropuerto

Las instalaciones de Top Fly en el aeropuerto Huesca – Pirineos están paradas, pero no cerradas. Tras varios años de actividad, los instructores de vuelo llevan desde diciembre sin dar clase y la empresa les ha ofrecido la posibilidad de trabajar en las instalaciones de Sabadell.

Diferente suerte han tenido los mecánicos (en la actualidad había 2), que, según Ivan Valle, instructor de vuelo en Huesca, han firmado ya los papeles del paro tras la decisión de externalizar estos servicios. Valle ha confirmado a Radio Huesca Digital que el cese de actividades no es definitivo aunque no se descarta el cierre temporal de las instalaciones por el gasto derivado de mantenerlas en funcionamiento y sin actividad.

La escuela de pilotos de Top Fly en Huesca ha llegado a contar con hasta 150 alumnos chinos. Este año la previsión era que llegaran 3 nuevas promociones para iniciar su formación (con una duración próxima a los 14 meses), pero la crisis y los acuerdos que no se han podido cerrar con las compañías aéreas chinas han llevado a que, además de que no hayan llegado estos nuevos alumnos, los que estaban en pleno proceso de formación tuvieran que marcharse.

El problema surgido con las empresas chinas radica en la falta de acuerdo para formar a los nuevos pilotos. Pese a ello, Valle recuerda que siguen necesitando más aviadores y que las condiciones del espacio aéreo de este país lo convierten en inviable para hacerlo allí. Cabe recordar que el 95% de su espacio aéreo es militar, de ahí la dificultad de hacer vuelos de escuela.

Top Fly llegó a contar con 28 instructores de vuelo, 5 administrativos y 7 mecánicos en sus instalaciones de Huesca. En la actualidad había 4 instructores de vuelo, 2 administrativos y otros 2 mecánicos.

Top Fly en Huesca

En el que fue en su día aeródromo de Monflorite, ahora reconvertido en aeropuerto de Huesca-Pirineos, Top Fly ocupa una superficie de 5.000 mts2, de los cuales destacan cuatro aulas con capacidad para 50 alumnos, un hangar de 600 mts2, y el edificio donde se alojan los estudiantes.

Top Fly se fundó en 1993 como centro de formación aeronáutica y desde entonces ha consolidado sus programas de formación y se ha establecido como referente de calidad en el sector.

Comentarios