La autopista eléctrica pone en peligro la trufa en las tierras afectadas

Según informa la Plataforma contra la Autopista Eléctrica, una de las afecciones que podría tener la línea Peñalba-El Arnero (Monzón)-Isona, en caso de llevarse a cabo por el trazado elegido, sería un impacto negativo sobre la truficultura que es, por otro lado, un importante recurso económico en gran parte del territorio que atraviesa.

Señalan, desde la Plataforma que, su posición al proyecto de REESA, no se basa, exclusivamente, en el negativo impacto medioambiental sino que surge, principalmente, del convencimiento de que esta línea supondrá un gravísimo perjuicio económico para las comarcas que atraviesa. Según explican el turismo rural y las explotaciones agropecuarias son los recursos fundamentales con los que cuentan los pueblos de esta zona y que, en los últimos años, están atrayendo población por las posibilidades de desarrollo.

En este contexto, indican, la autopista eléctrica, podría no sólo acabar con muchos de los negocios de la zona sino también cerrar las posibilidades de crecimiento económico, por eso, no entienden, desde la Plataforma, como desde el gobierno regional se promueve el desarrollo rural y se lucha contra la despoblación pero se da el visto bueno al trazado, o como, se puede avalar el proyecto y, al mismo tiempo, promover la truficultura.

La Plataforma informa que el impacto negativo, del proyecto, sobre los cultivos de trufa, se produciría debido al campo electromagnético, puesto que, indican que si la radiación afecta a la salud de personas y animales, ésta será mucho mayor en organismos como los hongos considerados bioindicadores, por su alta sensibilidad, a cualquier tipo de contaminación.

Señalan que el principal daño para las zonas truferas, será la deforestación que causaría la línea eléctrica, puesto que, para su construcción se hace preciso abrir un pasillo talado para evitar los incendios forestales que son uno de los más importantes peligros que generan las líneas de alta tensión.

Comentarios