El Ayuntamiento se da unos días para decidir sobre el recurso

De nuevo, los grupos municipales del Consistorio Oscense han decidido posponer la decisión sobre el recurso del caso del Jefe de Bomberos. Siguen estudiándolo y valorando pros y contras de un posible recurso, el cual no se resolvería antes de dos o tres años. En el Ayuntamiento se cree que el sargento de bomberos desobedeció órdenes concretas y escritas y, por ello, debe ser apartado del servicio tres años y medio.

La Junta de Gobierno, pues, no adoptaba decisión al respecto, a pesar de considerar que hay argumentos jurídicos suficientes para defender un recurso.

La clave estaría en si la actitud del Jefe de Bomberos fue un incumplimiento de sus obligaciones como dice la jueza, o una desobediencia manifiesta como figura en el expediente instruido en el Ayuntamiento. En otras palabras, si la sanción que hay aplicar al mando viene motivada por una falta grave o muy grave.

El Ayuntamiento consideró que la falta era muy grave, lo que conlleva 3 años de suspensión de empleo y sueldo, pero la jueza no es la misma opinión, lo que conlleva una rebaja importante de la sanción, dejándola en los seis meses que conllevan el resto de faltas que se recogían en el expediente.

La Junta de Gobierno Municipal ha hecho pública una nota en la que se dice textualmente que el Ayuntamiento de Huesca inició y tramitó un expediente disciplinario en virtud de unos hechos que la Sentencia confirma como infracciones disciplinarias graves, y una leve. Otros hechos del expediente, tras su remisión a la Fiscalía por ser indiciariamente constitutivos de delito, han sido objeto de denuncia por ésta ante el Juzgado de Instrucción.

La nota continúa indicando que la Sentencia considera que el expediente instruido ha sido impecable y que en todo momento se han respetado los derechos del empleado municipal y las garantías procedimentales del mismo. Así mismo, la Sentencia confirma la legalidad de cuatro sanciones, tres graves y una leve, que en total suman seis meses de suspensión de funciones.

Por último la Junta de Gobierno quiere hacer constar que la sentencia anula únicamente una sanción de suspensión de funciones por falta muy grave al considerar que no está probada la falta de desobediencia. Es por ello que los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Huesca están estudiando el posible recurso, al considerar que en el expediente queda suficientemente acreditada la desobediencia.

Comentarios