La Autopista Eléctrica amenaza numerosas áreas y especies protegidas

La Plataforma contra la Autopista Eléctrica informa de los daños, que la línea eléctrica Peñalba-El Arnero-Isona, causaría en el medio ambiente y en la avifauna de la zona afectada donde se encuentran especies como el quebrantahuesos. Señala la Plataforma que el territorio afectado (muy especialmente entre Monzón y la subestación de Isona) tiene en el patrimonio natural su principal fuente de recursos para sus actuales y futuras posibilidades de desarrollo, centradas en el turismo rural, las actividades en el medio natural y las actividades agropecuarias, algo en lo que insisten para que se valore en, su justa medida, el impacto que podría tener la línea que provocará en ellas un auténtico desastre medioambiental y socioeconómico.

Según la Plataforma REESA no ha realizado todavía el estudio de impacto medioambiental, apenas, indican, algunos estudios topográficos del trazado, por lo que, manifiestan que la afirmación de la empresa de que este trazado es el de menor impacto ambiental supone un insulto a la inteligencia de aragoneses y catalanes. Desde la Plataforma indican que supone por añadidura una burla descarada y un desprecio a las leyes y procedimientos creados para proteger el medioambiente, empezando, indican, por el hecho de que reproduce de forma casi idéntica un trazado que ya en el 2005 fue anulado por el Tribunal Supremo, precisamente por su impacto ambiental, y siguiendo por el hecho de que el trazado elegido, es uno de los de mayor impacto medioambiental posible que, objetivamente, podría acabar suponiendo un auténtico desastre ecológico para las tierras que atraviesa.

Algunas de las zonas protegidas que se verían afectadas serían LIC Sierras de Alcubierre y Sigena, ZEPA Sierra de Alcubierre, LIC Río Cinca y Alcanadre, LIC Yesos de Barbastro (a la altura de Cofita), LIC Congosto de Olvena, LIC Sierra del Castillo de Laguarres, LIC Río Isábena y, además, en la zona de Estadilla-Sierra de La Carrodilla se localizan importantes poblaciones de buitres y quebrantahuesos.

Comentarios