La Coordinadora Segaral se pregunta qué va a pasar con la A-1205, de Jaca a La Peña

La Coordinadora Segaral, formada por vecinos de los pueblos que hay entre Jaca y La Peña, han mostrado su preocupación por el retraso que están sufriendo las obras de la carretera A-1205 por el procedimiento de declaración de impacto ambiental. Desde la coordinadora se preguntan qué va a pasar con esta carretera y vuelven a pedir una carretera “digna y segura”.

La coordinadora recuerda que el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón publicó en el BOA su rechazo al trazado presentado por el Departamento de Obras Públicas, para el proyecto de renovación de la carretera A-1205, que une Jaca con el pantano de la Peña, y señalaba “en su caso deberá presentarse ante el INAGA un proyecto de modificación de la carretera que se ajuste en mayor medida a la carretera actual”. Tras la presentación del nuevo proyecto, por segunda vez Medio ambiente volvía a publicar el 1 de febrero en el BOA una resolución por la que “se resuelve someter a procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental el nuevo trazado de la carretera A-1205”, estableciendo además para ello el plazo de 2 años.

Desde la coordinadora se señala que “entre una resolución y otra ha transcurrido más de un año, al que habrá que sumar otros dos como mínimo para que finalice este proceso; más el tiempo necesario para la redacción de un nuevo proyecto, expropiaciones, etc. Como resultado de ello se va a producir un incumplimiento total y absoluto en los plazos comprometidos por Consejero de Obras Públicas, Alfonso Vicente, y el Director General de Carreteras, Antonio. Ruspira”.

Los vecinos que usan a diario dicha carretera, han indicado que tras el asfaltado que se realizó el año pasado, donde se gastaron 259.000 euros, ya ha empezado nuevamente a deteriorarse. Desde el momento en el que los vecinos de los pueblos de Anzánigo, Bernués, Botaya, Centenero, Ena, La Peña, Osia, Rasal, Santa María de la Peña y Triste, comenzaron a movilizarse y constituyeron la Coordinadora SEGARAL su reivindicación “ha sido la de tener una carretera digna por la que nos podamos desplazar normalmente. Somos conscientes de que vivimos en la montaña y nos basta con una carretera de montaña. Una buena capa de aglomerado caliente, señalización adecuada y guardarrailes de doble bionda es lo que pedimos. Una solución de estas características salva cualquier tipo de daño medioambiental y reduce ostensiblemente el coste y el plazo de la actuación”.

Comentarios