El Valle de Lierp apuesta por un turismo rural basado en el Turbón

El Valle de Lierp, situado en la Ribagorza, es un municipio formados por siete núcleos de población que en total suman 70 habitantes. Su alcalde, José María Ariño, en declaraciones a Radio Huesca Digital explicaba cómo, ahora, el futuro para la zona viene de mano del turismo rural y de, como no, el Turbón, el mejor emblema del valle.

A pesar de que la ganadería siempre ha sido la fuente de ingresos más importante del valle, en la actualidad son pocos los ganaderos que quedan en la zona y algunos de ellos ya han comenzado a combinar la cría de animales con las viviendas de turismo rural. Ariño destacaba que la primera industria del valle tiene que ser la naturaleza, algo en lo que se consideran privilegiados, y, en especial, el pico del Turbón, al que, cada año, se acercan cientos de personas. Por ese motivo, explicaba, deben sensibilizarse y explotar este elemento que les puede ayudar a seguir viviendo en sus pueblos.

Actualmente, el valle de Lierp ya cuenta con numerosas viviendas de turismo rural; tres en Serrate y otras tantas en Pueyo y Reperós, además de las de Egea, el municipio más grande del núcleo. Además, en próximas fechas se abrirá, en Pardaniu, un albergue con capacidad para 22 personas.

El alcalde del Valle de Lierp resaltaba además que el elemento principal para que el turismo rural sea una importante fuente de ingresos en la zona pasa por mejorar las comunicaciones, algo en lo que en la actualidad se está trabajando uniendo los valles del Ésera y del Isábena. De esta forma, se podrá llegar desde Campo en unos 11 minutos en vez de en los 24 que se tarda ahora. Se cree que, aproximadamente en un año y medio, la actuación esté realizada y entonces, tal y como aclara Ariño, “habrá un antes y un después para el valle”.

Comentarios