La provincia de Huesca tuvo dos puntos negros en sus carreteras en 2010

Accidente, El Grado, agosto 09

La accidentalidad en la provincia de Huesca se cerró el pasado año con 448 siniestros con víctimas con un balance de 28 muertos y 677 heridos de diversa consideración. Son los datos definitivos de la Jefatura Provincial de Tráfico que en su informe anual recoge que hubo dos puntos negros en la red viaria altoaragonesa en la A-132 en Villaluanga y en la N-230 en Luzás.

En el primero de los puntos negros de la A-132, entre Huesca y Puente La Reina en el término municipal de Villaluanga, curiosamente los tres accidentes ocurridos en el mismo lugar fueron de moto de gran cilindrada, en doble curva, y en dirección a Huesca. El otro punto negro se registraba en la N-230 de Lérida a Benabarre, en un cruce en dirección a la localidad de Luzás, donde también se han producido tres accidentes. En ambos casos no hubo que lamentar víctimas mortales.

El informe de accidentalidad por carreteras del pasado año 2010 indica que en la red nacional hubo 184 accidentes con 15 fallecidos y 307 heridos. En las carreteras autonómicas se contabilizaron 151 accidentes con 9 fallecidos y 220 heridos. En otras carreteras hubo 34 siniestros con 3 muertos y 40 heridos y en zonas urbanas 79 accidentes con un muerto y 110 heridos.

Por carreteras, la que mayor accidentes tuvo fue la N-240 con 40 y 3 fallecidos, contando los tramos en obras de la A-22 que están resultando conflictivos para el tráfico. Le siguen la N-330 con 29 accidentes, N-230 con 27 y la N-260 con 21. En esta última se registraron 4 fallecidos, siendo la vía más trágica en el pasado año en las carreteras de la provincia. En la red autonómica, la A-131 con 20 y 2 muertos fue la más conflictiva. Por detrás la A-1234 con 16 siniestros y la A-138 con 12 y la A-132 con 11.

Otro dato destacable es que en las autopistas y autovías de la provincia la accidentalidad ha sido menor con 16 accidentes en la A-23 con 2 fallecidos y 22 heridos. Tres accidentes sin muertos en la A-22 y con 7 heridos, 2 accidentes en la A-2 con dos heridos y por último en la AP-2, 6 accidentes, también sin fallecidos, con 12 heridos.

Estas estadísticas reflejan un descenso de accidentes en la provincia, aunque con cifras muy similares a 2009 y con 5 fallecidos menos en las carreteras.

Comentarios