La reurbanización del polígono de las harineras se retrasará de manera muy importante

Zona harineras, Porta, Villamayor, vistas Huesca

Los plazos iniciales previstos en el desarrollo del polígono de las harineras se van a dilatar en el tiempo, bastante más de lo que decía el Plan Especial inicial. De momento ya hay problemas para inscribir la Junta de Compensación, ya que la Comisión de Ordenación del Territorio exige que ésta se adapte a la nueva ley urbanística aragonesa. Además el Plan ha sido modificado dando unos plazos mucho más amplios para el derribo.

El primer Plan Especial exigía a los propietarios que en marzo entregaran los negocios y en el plazo de seis meses fueran demolidos y comenzará la urbanización. Sin embargo, una modificación posterior del Plan a petición de los propietarios minoritarios sitúa ese plazo de seis meses, en el momento en el que sea aprobado el proyecto de reparcelación, un documento sobre el que nadie se atreve a dar una fecha.

Sin duda que este nuevo escenario supone retrasar de manera importante las previsiones y expectativas sobre el polígono.

A día de hoy, las dos harineras, que eran los negocios más importantes, ya han cesado su actividad y ambas entregarán los inmuebles a la Junta de Compensación en marzo como estaba previsto. A partir de ese momento, será la Junta la propietaria de las fábricas, y la que se debería de encargar de los edificios, de su conservación y de su mantenimiento.

Además, según ha podido saber Radio Huesca Digital, en el seno de la propia Junta de Compensación existen diferencias entre propietarios que están obstaculizando la buena marcha de la misma. Criterios distintos e intereses contrapuestos no están ayudando a la buena marcha del proyecto común que debe ser desbloquear esta asignatura pendiente de la ciudad.

Comentarios