Oslo

Mariano Marcen

Para los que además de practicar esquí de fondo nos preocupamos de saber cómo surgió el fenómeno del esquí como deporte, sabemos que Oslo, además de ser la capital de Noruega, es la cuna del esquí moderno. El esquí como deporte, como pasatiempo y diversión incluso como fenómeno de masas nació en Oslo a finales del siglo diecinueve. Con algún precedente, varios años antes, el primer festival de invierno en la colina Holmencollen, a las afueras de Oslo, tuvo lugar en 1892, las pruebas fueron saltos de esquí y 50 Km de fondo, y ya recogen los periódicos de la capital que asistieron entre quince y veinte mil personas.

Hay que recordar que los primeros juegos olímpicos de la edad moderna fueron en 1894, es decir que el festival de Invierno Holmencollen sería el primer evento de lo que ahora llamamos deporte organizado y espectáculo de masas. Desde entonces se celebran todos los años a mediados de marzo. También surgió de esta manera la Combinada Nórdica, salto y fondo, con lo que tenemos que aquellos pioneros del esquí pusieron las base de todos los deportes relacionados con la nieve que conocemos hoy en día.

Hoy se están desarrollando los Campeonatos Mundiales de Esquí Nórdico en Oslo, no es la primera vez, creo que la última fue en 1982, y fue escenario de los Juegos Olímpicos de invierno de 1952, y lo que se puede ver por la televisión es un gran espectáculo seguido con profunda atención por docenas de miles de personas, repartidas por los renovados circuitos de esquí de la colina Homelcollen y que ayer vibraron con el triunfo de su compatriota Marit Bjoergen y hoy en un emocionante final el ídolo actual del esquí noruego Petter Northug ha ganado el oro. No puedo imaginarme la emoción que tiene que sentir un ciudadano noruego viendo cómo sus mejores esquiadores ganan a todos en su propia casa. Qué envidia.

Ya se vio en las Olimpiadas de Lillehamer,1994, la concentración de espectadores en las carreras de fondo y en los saltos, que llegaron a superar las doscientas mil personas. En estas olimpiadas el noruego Tomas Asgard ganó su primer oro olímpico y se dice que cuando le dieron la medalla dijo: “ahora se puede decir que soy el mejor del barrio”, puesto que había vencido al hasta entonces mejor esquiador noruego Bjor Daley. Esto explica por qué Noruega en esquí de fondo y biatlón es siempre la mejor. La calidad de sus esquiadores y esquiadoras es un año tras otro imbatible, además de ser los que mejor esquían son los más rápidos. Junto con Austria en el esquí alpino son los dos países con más triunfos, lo que se puede interpretar como que hacen del esquí una seña de identidad que se preocupan mucho de mantener en los primeros lugares de todos los eventos de este deporte.

Comentarios