Rodolfo Aínsa considera el aeropuerto una buena idea “mal gestionada”

Aeropuerto Huesca Pirineos, aviones, feb 09

El exsenador y expresidente de la Diputación Provincial de Huesca considerado como el “padre” del aeropuerto Huesca-Pirineos, ha explicado en una carta dirigida a Radio Huesca que se ve en la necesidad de “salir al ruedo” y hacer una serie de precisiones “tras quince días de asistir a un rosario de declaraciones” que no se ajustan a la realidad. En su carta Aínsa (PP) explica que el aeropuerto es una buena idea, “mal gestionada”, que tiene al principal opositor en el secretario de Estado, Víctor Morlán y que los actuales gestores se han ocupado de “desactivar” todas las gestiones que estaban en marcha para poner en valor la instalación.

El exsenador apunta a que, en sus decisiones, había una cosa muy clara: “los intereses de los ciudadanos de Huesca que estuvieron por encima de cualquier rédito político”

Las decisiones de crear alta velocidad en Huesca o traer un aeropuerto, a su juicio, son fruto de que el Altoaragón y la capital de la provincia no se quedasen aislados.

Considera que fueron dos decisiones muy importantes para la provincia.

Rodolfo Aínsa considera que quienes relacionan su persona con calificativos como “iluso o visionario” son una crítica fácil y desconocen la realidad.

Entre otros asuntos, explica que el aeropuerto no ha costado un duro a los aragoneses, que AENA sólo hace aeropuertos y que el dinero se hubiese perdido, ya que éste no se destina para carreteras, ni túneles, ni autopistas…

Acusa a Víctor Morlán de ser el principal “opositor” de la instalación, e indica que una de las condiciones que puso la Diputación de Huesca con el gobierno PP-PAR era “conservar el vuelo sin motor”. Explica que, en el Plan Director, el club Nimbus tenía garantizado un hangar y una pista que no se viesen afectados por el vuelo regular

También en su carta indica que “los actuales gestores se han ocupado de desactivar todas las propuestas que había de contenido para la instalación”. En este sentido apunta a que se desactivaron las gestiones con las líneas de bajo costo, que ya estaban apalabradas, el reciclaje de pilotos civiles y sobre todo militares, la sede permanente de avance de pilotos de la Guardia Civil, la integración de la provincia. No se hizo nada de nada”. Explica que todas las gestiones que llevaba en cartera fueron anuladas con los nuevos gestores.

Aínsa explica que sólo ha habido “nieve y nieve y un par de líneas para maquillar un agujero económico notable”. Considera que un aeropuerto receptor tiene los días contados en cualquier lugar y que Huesca se fue a un nicho de clientes terminal desde el principio. Ése –apunta- no era su modelo.

En otro momento de su escrito considera que Huesca merece un Aeropuerto, pero que se ven claras las intenciones del Gobierno de Aragón que no lo ha apoyado nunca y considera que, siempre se puede crear un empresa pública más, que sea deficitaria y para ello, pone de ejemplo la gestión de PLAZA Servicios Aéreos.

Termina su carta diciendo que crear comisiones, grupos de trabajo, equipos de seguimiento y lo que quieran organizar no será más que tratar de quebrar la realidad con circunloquios que “no sabemos dónde nos llevarán”. Señala que volvería a pedir el aeropuerto, pero esta vez, exigiendo que el contenido de la idea se llevase a cabo hasta el final, por encima de banderías.

Comentarios