Metalogenia terminará la obra civil de su fundición este año en Monzón

La empresa Metalogenia (MTG) comenzaba en febrero la construcción de una fundición en el polígono “La Armentera”. La obra civil, adjudicada a Paobal Albalate, estará terminada a finales de año, y a continuación se procederá al equipamiento de las dos naves con la maquinaria y los equipos técnicos. MTG quiere sacar la primera colada en junio o julio de 2012

La firma MTG, domiciliada en Premià de Mar (Barcelona), se dedica al diseño y fabricación del material de desgaste de la maquinaria del movimientos de tierras, la minería y los dragados marinos (los dientes de las palas de las excavadoras). En mayo de 2008 presentó el proyecto de “La Armentera” en un acto al que asistía el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias. El presidente de la sociedad, Francisco Triginer, y el director general, Javier Triginer, anunciaron una inversión de 6,2 millones de euros en obra civil, un desembolso global de 37 millones de euros a lo largo de un quinquenio y la creación de 150 puestos de trabajo.

La crisis económica frenaba estos planes. La facturación de MTG descendía un 30 por ciento y la coyuntura mundial aconsejaba la ralentización. La empresa exporta el 85 por ciento de su producción. A lo largo de 2010 la dirección de MTG informaba periódicamente al Ayuntamiento de que el proyecto no estaba desestimado, sino en compás de espera.

El alcalde, Fernando Heras, visitaba las obras acompañado por responsables de la constructora Paobal. “Ver las primeras zanjas me causa una enorme satisfacción. Este es el final feliz a cuatro años de mucho trabajo. Primero tuvimos que negociar el aterrizaje de Metalogenia en Monzón con el respaldo del Gobierno de Aragón, y después esperar la estabilización del mercado mundial que había afectado a las ventas de la empresa. La familia Triginer dijo que desarrollaría el proyecto y está cumpliendo”.

En opinión del primer edil, la fundición de MTG y el apartadero ferroviario “Terminal Intermodal Monzón” (TIM) de Grupo Samca, proyectos vecinos en “La Armentera”, redimensionan la fuerza industrial de Monzón, dotan de mayor atractivo al polígono y hacen prever un futuro alentador a medio plazo tanto por la creación de puestos de trabajo directos como inducidos.

Comentarios