El claustro del Ramón y Cajal califica de “poco democrático” la imposición del programa “Escuela 2.0”

El claustro del IES Ramón y Cajal de Huesca ha calificado de “poco democrático” y “alejado de los procesos de participación de la comunidad educativa” el escrito recibido en el que se les comunica la imposición del programa “Escuela 2.0”. Además, apuntan que es “un despropósito” que, en momentos en los que se están produciendo fuertes recortes sociales, “la Consejería de Educación priorice una inversión de estas características mientras reduce cupos de profesorado y aumenta las ratios en las aulas”.

En la misiva recibida, la Dirección General de Política Educativa comunica “la voluntad de incorporar” este centro al citado programa en el curso 2011/2012. Todo ello pese a haber votado en contra el pasado curso escolar por “razones de austeridad y solidaridad” con la situación económica actual.

Desde este instituto señalan que la puesta en marcha del mencionado programa institucional “no obedece en absoluto a una necesidad pedagógica – educativa sentida o expresada por el profesorado” y recuerdan el elevado coste de mantenimiento de estos ordenadores, que “terminará recayendo sobre el presupuesto del Centro”.

Además, consideran “una simplificación afirmar que la calidad de la educación o la innovación pedagógica dependen necesariamente de la inversión en nuevas tecnologías de la información y la comunicación”, pues “las herramientas digitales son un instrumento más en el proceso de enseñanza”, y aseveran que “en absoluto deben convertirse en la columna vertebral de éste”.

Por último, el claustro de profesores del IES Ramón y Cajal deja claro que es partidario del uso “razonable y justificado” de las Nuevas Tecnologías en la educación, pero al mismo tiempo remarcan que no existe un nuevo “paradigma tecnológico” que vaya a ser la solución definitiva en los procesos educativos.

Comentarios