Ultimados los detalles para la ordenación episcopal de Julián Ruiz

Todo está ya preparado en la Catedral de Huesca y en el Obispado para la ceremonia en la que se consagrará como nuevo Obispo de la diócesis de Huesca a Julián Ruiz. Responsables del Obispado y un importante número de voluntarios trabajan para que todo salga a la perfección, en una celebración muy destacada y que cuenta con antiguos ritos. En total, han confirmado su presencia en Huesca 29 arzobispos u obispos, unos 200 sacerdotes y dos abades. La ceremonia comenzará a las 11 menos cuarto de la mañana, y será retransmitida en directo por Huesca Televisión.

El ordenante principal en esta ceremonia será el Arzobispo de Zaragoza, Manuel Ureña. Los ordenantes secundarios será el arzobispo emérito de Valencia, Cardenal García-Gasco y el Nuncio de su Santidad en España, Renzo Fratini.

En total, en la celebración participarán unos 200 sacerdotes. Han confirmado su asistencia a Huesca los arzobispos de Oviedo y de Pamplona, y los obispos de Barbastro-Monzón, Teruel, Tarbes, de Lérida, Bilbao, Vitoria, Cartagena, Ciudad Real, Córdoba, Osma-Soria, Calahorra y La Calzada-Logroño y Plasencia, así como los obispos auxiliares de Valencia, Madrid, Sevilla, los obispos eméritos de Toledo, Tenerife, Orihuela-Alicante, el arzobispo emérito de Zaragoza, el obispo electo de Tarazona y los abades de La Oliva y Poblet. También asistirán numerosas autoridades civiles, militares, judiciales y académicas.

En la parte musical intervendrá un coro popular, con 40 voces, dirigido por José Mª Aso, y el coro de Infantes del Pilar, con 17 voces. Por expreso deseo de Julián Ruiz, se han elegido cantos populares, para facilitar la participación de los fieles. En la ceremonia se utilizarán diversas piezas artísticas, algunas de las cuales se exponen habitualmente en el Museo Diocesano y otras pertenecen al ajuar litúrgico de la Catedral.

Para cubrir este acontecimiento eclesial se han acreditado 35 periodistas y profesionales de 11 medios de comunicación.

La ceremonia comenzará a las 11 menos cuarto de la mañana, pero las puertas de la Catedral se abrirán a las 10. Después de que el Cabildo Catedral reciba a las puertas de la Seo al obispo electo, el administrador apostólico y los arzobispos ordenantes, la ceremonia se iniciará con una procesión, que llevará a todos los religiosos a la Catedral desde el Museo Diocesano.

Tras esos ritos iniciales, que también contarán con unas palabras del Administrador Apostólico, Jesús Sanz, se pasará a la Liturgia de la Palabra, lecturas y evangelio. A partir de allí se iniciará el rito de la Ordenación, que comienza con la presentación del Elegido. En ese momento, se leerá el mandato apostólico del Papa con su nombramiento. Tras ello, llegará la promesa del elegido, respondiendo a toda una serie de preguntas, que le realizará el ordenante principal. Después, se cantará la Letanía de los Santos, momento en el que Julián Ruiz estará postrado en el suelo y el resto de celebrantes vueltos contra el retablo de la Catedral.

El siguiente paso será la imposición de manos, sobre la cabeza del elegido, de todos los obispos presentes en la ceremonia, así como el Libro de los Evangelios. Tras la unción con el Santo Crisma, se pasará a la entrega de las insignias propias de un obispo: el libro de los Evangelios, el báculo, el anillo y la mitra. Será entonces cuando Julián Ruiz sea entronizado en la cátedra, como nuevo obispo de Huesca. Entonces, todos los obispos presentes le saludarán con el abrazo de paz. A partir de este momento, continuará la liturgia eucarística, antes de llegar a los ritos finales, donde el nuevo obispo saludará a todos los presentes.

Los altoaragoneses van a poder seguir todo un ritual especialmente vistoso y hermoso, que no se celebraba en Huesca desde el año 2003, cuando Jesús Sanz fue ordenado Obispo de Huesca. Anteriormente, en 1977, Javier Osés fue nombrado Obispo Auxiliar de Huesca, aunque en aquella ocasión, la ceremonia, mucho más simple, se celebró en la Basílica de San Lorenzo.

Comentarios