Cartas al Director: IU rechaza la unión de la estaciones de Formigal y Astún

Federico Escobar/ Iván Martínez

Algunos políticos de nuestra zona cada vez que ven caer la nieve vuelven a proponer este proyecto, del que se olvidan los años en que es escasa la nieve. Casualmente, cualquier actuación pasa por desarrollos urbanísticos para financiar infraestructuras, que después de unos años vuelven a mostrar que es una actividad deficitaria, por lo tanto no es una actuación sostenible.

Ellos y nosotros vemos que las infraestructuras actuales tienen suficiente atractivo como para llenar, 4 veces al año, las instalaciones e infraestructuras hoteleras y viarias hasta hacer incomodo el acceso y la practica de este deporte. Quitados esos 4 días las instalaciones no se llenan y en muchos periodos hay muy pocos usuarios.

En estas condiciones entendemos que no es necesario más espacios esquiables y que es beneficioso acceder a cada instalación por su acceso actual, no siendo una mejora sustancial la comunicación entre valles por las propias pistas.

La empresa Aramón financiada por el Gobierno de Aragón y la obra social de IberCaja (al final dinero de todos, vía impuestos o vía ahorro), se beneficia de un vacío legal que el Gobierno de Aragón propicia al no querer hacer una ley de la montaña hasta que hayan acabado sus inversiones destrozando todo el territorio. Aramón no es una empresa que desarrolle el territorio. Hace negocio con el territorio.

Las afecciones medioambientales, por si solas indican que los que deben proteger un entorno como el Pirineo son sus principales destructores, que pretenden saltarse la directiva marco del paisaje, de obligado cumplimiento desde 2008 y las limitaciones de los estudios medioambientales sobre las pistas de esquí, que impiden la ubicación de remontes en los collados. Todo ello argumentando beneficios para los habitantes del pirineo; pero el sector turístico de nuestra zona depende más de los precios de los servicios, de las condiciones económicas de los ciudadanos y de la meteorología, que de una oferta mayor de zona esquiable.

Izquierda Unida no considera prioritaria una inversión pública de grandes dimensiones en el sector de la nieve, por el contrario es necesaria inversión pública en fomentar la desestacionalización del turismo, que permita realizar infraestructuras que ayuden al desarrollo de los pueblos interiores situados fuera de las carretera general, y sobre todo inversión pública en apoyo al sector primario y a la industria.

Al sector primario aplicando todos los conocimientos existentes en la actualidad y las tecnologías más avanzadas para lograr la transformación de lo generado en el territorio en productos elaborados, y a la industria porque garantiza puestos de trabajo menos estacionales que el turismo de la nieve, a un colectivo importante de la población.

Comentarios