¡Carnaval, Carnaval...!

Marta Allué

¡Ha llegado el Carnaval! Máscaras, antifaces y pelucones inundan las calles de ciudades y pueblos con el personal presto a disfrutar de un fiesta perfecta para olvidar penas. Este sábado las carrozas y desfiles de disfraces ponían la nota de color y de fiesta en nuestros pueblos, con los Carnavales más tradicionales como el de Bielsa, con sus personajes ancestrales, o simplemente con las típicas fiestas de disfraces, donde unos más que otros, pretenden pasar desapercibidos por un día.

El Carnaval no entiende de edades, es para todos los públicos, para todo aquel que le eche imaginación e ilusión ya en enero con la elección del disfraz, con su posterior confección y con esa transformación capaz de convertirnos por un día en lo que queramos ser: brujas, diablos, piratas, princesas, zombis, policías y un largo etcétera de "clásicos".

También es cierto que cada año se impone una temática de moda que acaba triunfando sobre el resto de opciones y este año, Bob Esponja, el Pulpo Paul o la selección española han arrasado. Y lo cierto es que me ha sorprendido no ver disfraces alusivos a las polémicas leyes del tabaco o de la limitación a 110 km, esa pegatina hubiese sido un buen disfraz….

En otras localidades altoaragonesas como Sariñena, Robres o Villanueva de Sijena, el Carnaval se celebrará el sábado 12 de marzo, así que como reza la canción “Hoy puede ser un gran día plantéatelo así”, olvidemos el sentido del ridículo y salgamos a la calle donde, con un poco de suerte, nadie nos reconocerá y disfrutemos del bullicio, los crespillos y la quema del carnaval que simboliza “todo lo malo”. Esperemos que esa renovación y catarsis suponga también mejores tiempos para todos y no hablo sólo del bolsillo.

Comentarios