Tras 100 años, todavía es necesario un día para reivindicar a la mujer

Empleo, mujer trabajadora

La celebración del día 8 de marzo tiene como finalidad reivindicar la igualdad de género. En Huesca la coordinadora 8 de marzo celebra la manifestación a las ocho de la tarde y se entregan por primera vez los premios “Mujer y Discapacidad”. 100 años después de que se estableciera este día reivindicativo el 70 % de los trabajos parciales son para mujeres, la tasa de ocupación en 14 puntos más baja que las de los hombres, los puestos de responsabilidad don para los hombres y ellas trabajan seis horas y media más a la semana, contando el trabajo doméstico. Con datos como éstos sigue siendo necesario celebrar el Día Internacional de la Mujer.

Sin un reparto igualitario de los asuntos domésticos y de los cuidados es difícil que las mujeres se incorporen al empleo en las mismas condiciones que los hombres. Según la Encuesta de Usos del Tiempo del INE, las mujeres trabajan de media 6 horas y 30 minutos más a la semana que los hombres. Esta mayor carga de trabajo global se traduce en una reducción de las posibilidades para definir y desarrollar una carrera profesional y laboral, para promocionar en el puesto de trabajo, para formarse, para tener tiempo de ocio y, en definitiva, se daña la calidad de vida de las mujeres.

En la actualidad el 84 por ciento de las solicitadas por cuidado de familiares fueron pedidas por mujeres. Además, más del 70 por ciento de los contratos a tiempo parcial corresponden a mujeres. Por otra parte, aunque el 61 por ciento de las mujeres diplomadas y licenciadas, son mujeres, su representación en los Consejos de Administración de las principales empresas españolas, es del 10% (en 2008 era del 3%).

Algunos indicadores claros de esta situación son la tasa de ocupación según datos del Instituto de la Mujer (42,15%, más de 14 puntos por debajo de la masculina); el elevado índice de abandonos del mercado laboral por parte de las mujeres (según el INE, cada año 380.000 mujeres dejan su puesto de trabajo frente a 14.000 hombres).

Actos

A las once de la mañana el Casino de Huesca acoge la primera entrega de premios “Mujer y Discapacidad, que ha organizado el Ayuntamiento de Huesca con al colaboración de CADIS. Por la tarde el programa de Radio Huesca La Ventana del Altoaragón hablará con las protagonistas para dar a conocer sus admirables historias.

El acto central de cada año es la manifestación que organiza la Coordinadora 8 de marzo. Recorrerá las calles de Huesca desde la Plaza Navarra hasta la Plaza Cervantes. Será a las 20 horas y bajo el lema “Mujeres moviendo el mundo…hacia la igualdad”.

Dos horas antes los voluntarios de Cruz Roja informarán a pie de calle acerca de la Campaña “¡Somos feministas!, ¿y tú?”.

En Sariñena el Día Internacional de la Mujer se celebrará en el recinto ferial, donde tras la recepción a las cuatro menos cuarto de la tarde tendrá lugar el concierto de la Orquesta Nueva. A las seis menos cuarto está previsto que la Consejera de Presidencia del Gobierno de Aragón, Eva Almunia, entregue el premio “Gabardera” a la mujer emprendedora de Los Monegros.

Más que un centenario

La idea de un día internacional de la mujer surgió al final del siglo XIX, en plena revolución industrial y durante el auge del movimiento obrero. La celebración recoge una lucha ya emprendida en la antigua Grecia y reflejada por Aristófanes en su obra Lisístrata, que cuenta como Lisístrata empezó una huelga sexual contra los hombres para poner fin a la guerra, y que se vio reflejada en la Revolución francesa: las mujeres parisinas, que pedían libertad, igualdad y fraternidad, marcharon hacia Versalles para exigir el sufragio femenino, pero no fue sino hasta los primeros años del siglo XX cuando se comenzó a proclamar, desde diferentes organizaciones internacionales de izquierda, la celebración de una jornada de lucha específica para la mujer y sus derechos.

En 1911 el Día Internacional de la Mujer se celebró por primera vez con mítines a los que asistieron más de un millón de personas, que exigieron para las mujeres el derecho de voto y el de ocupar cargos públicos, el derecho al trabajo, a la formación profesional y a la no discriminación laboral.

Menos de una semana después, el 25 de marzo, más de 140 jóvenes trabajadoras, la mayoría inmigrantes, murieron en el trágico incendio de la fábrica Triangle en la ciudad de Nueva York. Este suceso tuvo grandes repercusiones en la legislación laboral de los Estados Unidos, y en las celebraciones posteriores del Día Internacional de la Mujer se hizo referencia a las condiciones laborales que condujeron al desastre.

Comentarios