Las dos últimas derrotas dejan a Estanco Martín Charumba colista en la Nacional A

Estanco Martín Charumba de Jaca ocupa, después de la última derrota ante el Ebrosala, la última posición de la tabla de la Nacional A de fútbol sala. Sin embargo los de Jaca están contentos con el trabajo que se está haciendo, ya que muchos equipos de la categoría cuentan con jugadores profesionales y recursos económicos que los altoaragoneses no tienen.

Las dos últimas jornadas en la Nacional A de fútbol sala han dejado dos derrotas para Estanco Martín Charumba y no haber sumado ha supuesto que los de Jaca hayan descendido hasta ser los colistas del grupo. Las diferencias con el resto no son muy grandes ya que sólo con tres victorias los jacetanos saldrían de los puestos de descenso, pero de momento eso no obsesiona al equipo que entrena Carmelo Calvo, que reconoce que a pesar de los resultados se están haciendo bien las cosas.

Esta temporada, la permanencia en la categoría es casi un milagro, y es que con la reestructuración que va a hacer la Federación, del grupo en el que militan los de Jaca descienden la mitad, así que quedar entre los siete primeros es prácticamente una utopía. Si ya en años anteriores evitar los cuatro puestos de descenso ha costado muchos quebraderos de cabeza, lo de este año es de locos.

Sin embargo y pese a la clasificación, que no es buena, el entrenador de los jaqueses, Carmelo Calvo, ha indicado que ‘nosotros estamos contentos porque estamos haciendo las cosas bien’.

El próximo fin de semana el equipo jaqués visita al Caspe que ocupa el sexto lugar en la clasificación. Pero a estas alturas da igual a quien haya que enfrentarse, para los jaqueses ‘todos los partidos son finales que hay que ganar’, apunta el entrenador.

Comentarios