El eurodiputado Ramón Tremosa pregunta en la UE por la línea Peñalba-Isona

La Plataforma contra la Autopista Eléctrica informa que, el pasado 1 de Marzo, el eurodiputado Ramón Tremosa, presentó ante la Comisión Europea, una pregunta sobre la línea de alta tensión, similar a la formulada hace unos meses para denunciar unos hechos que, señalan, podrían suponer un grave atentado contra la normativa europea.

Recuerdan, desde la Plataforma, que, en día, la Mancomunidad de la Ribagorza Oriental, ya presentó una queja ante la UE contra el proyecto Graus-Sallente, y el resultado fue que el gobierno español aseguró a la UE que en un futuro el trazado de la interconexión entre Aragón y Cataluña sería "completamente distinto". La respuesta de la UE, a esta nueva pregunta, se espera que llegue este mismo mes de Marzo.

Por otro lado, informan, desde la Plataforma, que hace unos días, recibía en el ayuntamiento de Fonz una carta, en la cual se solicita permiso para unos estudios arqueológicos relacionados con el proyecto de Autopista Eléctrica

Según la Plataforma, la misiva, en un tono que no parece permitir un no por respuesta, desvela las intenciones de Red Eléctrica de España de iniciar, ya con paso firme, sus trabajos para sacar adelante el trazado que eligió para su proyecto, sin el más mínimo respeto a la legalidad, pues contradice de plano dos sentencias del Tribunal Supremo: la que en 1999 declaró inexistente el proyecto de línea Aragón-Cazaril, y la que en el 2005 anuló el trazado del proyecto Graus-Sallente.

Desde la Plataforma indican que, los datos de prospecciones arqueológicas a las que se refiere la citada carta, son la prueba palpable de que el trazado elegido por Red Eléctrica de España para su nuevo proyecto es, en esencia, el mismo que el Tribunal Supremo anuló en 2005 y, en definitiva, supone, por tanto, para la Plataforma, un fraude de Ley. Por otra parte, indican que su intención de llevar a cabo las prospecciones arqueológicas solicitadas de manera "imperiosa" es, al mismo tiempo, la mejor prueba de que el territorio que atravesará este despropósito de línea contiene un riquísimo patrimonio (tanto arqueológico como natural), que la Autopista Eléctrica podría destruir. En cualquier caso, las intenciones de la empresa con las prospecciones solicitadas deben entenderse como un intento de evitar por todos los medios que la presencia de este patrimonio suponga un obstáculo para sus lucrativos planes y, a la vista de lo solicitado, parece que, entre los medios para ello se incluye el del expolio (llevándoselo a los museos), con lo que la línea proyectada acabaría no sólo con la posibilidad de hacer uso de la principal riqueza con la que cuentan las tierras del Alto Aragón y El Pallars Jussà afectadas, sino que además nos privaría directamente de ella

Comentarios