Ercros mejora el ebitda en 40,5 millones de euros

En el año 2010, la actividad del grupo Ercros, que cuenta con factoría en Sabiñánigo, ha iniciado una recuperación que de forma ha ido tomando fuerza, y se ha reflejado en el resultado bruto de explotación (ebitda) de 10,67 millones de euros frente a los -29,78 millones del ejercicio anterior.

La cifra de negocios acumulada al cierre del ejercicio fue de 609,28 millones de euros, un 6,9% más elevada que la del ejercicio anterior. Este aumento estuvo motivado por el mayor volumen y por la tendencia alcista de los precios de los principales productos, que fue especialmente acusada en la segunda parte del año. En particular, entre diciembre de 2009 y diciembre de 2010, la sosa cáustica aumentó su precio un 73%.

EVOLUCIÓN MUY FAVORABLE DE LA DIVISIÓN DE QUÍMICA INTERMEDIA

Los gastos totales disminuyeron un 6,9%, por la fuerte caída de los gastos fijos, que se redujeron en 36,83 millones de euros (-19%) como consecuencia de los planes de restructuración que la compañía ha venido aplicando desde 2007 para mejorar su productividad. Dentro de este epígrafe, los gastos de personal se vieron rebajados un 9,2%, y los demás gastos fijos, un 28,7%. Entre 2009 y 2010, la plantilla media de Ercros se redujo en 133 personas. A 31 de diciembre del año pasado, trabajaban en la empresa 1.610 personas.

LA EVOLUCIÓN BAJISTA DE LOS GASTOS

Es más significativa si se tiene en cuenta que los aprovisionamientos y suministros aumentaron un 1,2%, debido tanto a la mayor actividad productiva como al encarecimiento de las principales materias primas. Las mayores ventas han posibilitado una mejora del ratio de aprovisionamientos y suministros sobre cifra de negocios que pasó del 68,9% en 2009 al 65,2% en 2010. El efecto del aumento de la facturación junto con la caída de los costes totales ha supuesto una mejora del margen del ebitda sobre ventas, que ha pasado del -5,5% en 2009 al 3,1% en 2010.

El ebitda acumulado, que desde el segundo trimestre del año ha presentado un signo positivo, alcanzó en el conjunto del ejercicio los 10,67 millones de euros, una mejora de 40,45 millones de euros respecto al ebitda de 2009. Hay que destacar que esta mejora está sustentada exclusivamente en la marcha del ebitda ordinario -el indicador que mejor refleja la actividad de la compañía-, que pasó -31,14 millones de euros en 2009 a 9,36 millones en 2010.

Las amortizaciones, de 19,30 millones de euros, y el resultado financiero, de -5,19 millones, aumentaron a lo largo del año un 14,5% y un 59,7%, respectivamente. La actividad de la División de Emulsiones, que se vendió el 29 de octubre del año pasado, aparece reflejada en el epígrafe “Beneficio de actividades interrumpidas” y tuvo un resultado de 1,61 millones de euros.

Finalmente, el resultado del ejercicio fue de -12,47 millones de euros y ha supuesto una mejora de 37,01 millones respecto del resultado de 2009. En el balance económico, que se adjunta más adelante y que incluye una clasificación algo diferente de los activos y pasivos reconocidos en los estados de situación financiera consolidados, destaca la reducción del capital circulante en 30,60 millones de euros fruto de la gestión activa que hace la compañía de este epígrafe.

LA DEUDA FINANCIERA NETA

Permaneció invariable respecto a 2009 en 130,99 millones de euros. Los activos no corrientes, por valor de 314,62 millones de euros, experimentaron una variación negativa del 2,3% como resultado del efecto de las amortizaciones y la finalización de las inversiones más importantes previstas en los planes de restructuración y el patrimonio neto pasó de 205,38 millones de euros en 2009 a 192,23 millones en 2010, como consecuencia de las pérdidas de la compañía en el ejercicio.

En el mes de julio, Ercros inició un proceso de negociación con las entidades financieras acreedoras a corto plazo con objeto de asegurar la financiación que estimanecesaria para los próximos años. Se prevé que dicha negociación finalice en los próximos meses. Las perspectivas para 2011 son positivas, en consonancia con la mejora del sector químico en Europa. La recuperación iniciada el año pasado debería consolidarse de manera firme con un crecimiento de las ventas empujadas por la buena marcha de los mercados internacionales y un recorte adicional de los costes fijos de la compañía.

Comentarios