La correcta recepción de la TDT en Monzón es a través de Campián y Santa Quiteria

El Ayuntamiento informaba a Aragón Telecom, la empresa encargada de supervisar la implantación de la TDT en la Comunidad, de los problemas de recepción de imagen (interferencias, pixelización…) que se dan en algunas zonas de la ciudad. Según los técnicos, la causa principal es el elevado número de emisores cuyas señales llegan a Monzón. Seis en concreto (tres de gran potencia): Campián, Santa Quiteria (castillo), Arguis (Huesca), El Pueyo de Barbastro, Alpicat (Lérida) y Monte Caro (Tarragona).

Desde un punto de vista técnico, Aragón Telecom, recomienda “no utilizar recepción con antenas de elevada ganancia ya que se puede producir saturación en las instalaciones de los usuarios en los Múltiples y canales actuales”. Otra apreciación: “Es necesario, en determinadas zonas de Monzón, que la instalación sea adecuada y convenientemente ajustada, y que no sobrepase los niveles recomendados”.

Y una más: “Los antenistas profesionales son los más apropiados para supervisar y reparar las instalaciones. Tienen experiencia y conocen las variables de la sintonización y, además, si detectan un problema grave nos llaman a nosotros”.

Monzón está perfectamente equipado con los emisores de Campián y Santa Quiteria para recibir los canales iniciales o básicos, es decir, los que ya se veían antes de la implantación de la TDT (éste era el compromiso del Gobierno de Aragón y en paralelo el del Ayuntamiento). Ahora aparecen otros canales que a Monzón llegan por los emisores de Alpicat o Arguis, y aquí surge el problema: si un usuario ajusta su instalación para recibir la señal de Arguis o de Alpicat, puede suceder que pequeñas modificaciones de potencia en los emisores del propio Monzón introduzcan saturación y pérdidas en la señal de todos o parte de los canales de la TDT (las consecuencias son pixelaciones, cortes de señal, desvanecimientos aleatorios, etcétera).

El director de Aragón Telecom, Emiliano Bernues, indicaba: “También hay que tener en cuenta que la TDT está "viva", es decir, cambia y cambiará hasta 2015, año en que se prevé el final del proceso de implantación. Los emisores cambian de potencia (esto sucedió hace poco en Monzón y Arguis), aparecen nuevos, cambia la ubicación de canales, cambian las frecuencias de emisión… Muchas veces los cambios obedecen al deseo de mejorar una cobertura, y otras, a directrices del Ministerio de Industria de ámbito nacional”.

Y añadía: “En todo caso, es fundamental ajustar la potencia en las viviendas. La TDT funciona mal con poca señal y peor con exceso de señal. De hecho, esto último ocurrió días atrás: un ligero cambio de potencia en el emisor del castillo se vio multiplicado en las instalaciones dotadas de un amplificador potente (por ejemplo: las que también miran a Arguis), y ello resultaba “destructivo” en la señal de muchas viviendas. Para evitar complicaciones se aconseja apuntar a los emisores de la localidad. Pero sólo quien tenga problemas; si no los tiene, lo mejor es esperar hasta los próximos cambios”.

Comentarios