Fiscal ya cuenta con una Escuela Infantil

Este miércoles tenía lugar la inauguración de la Escuela Infantil de Fiscal, la primera que se abre en la población y con una capacidad para hasta 20 niños de la zona. Al acto asistían el Presidente de la Diputación de Huesca, Antonio Cosculluela, quien destacaba la importancia de este proyecto, la consejera de Educación, Cultura y Deporte, María Victoria Broto, y el alcalde de Fiscal, Manuel Larrosa.

Cosculluela alababa el esfuerzo y la apuesta del Ayuntamiento de la localidad para llevar a cabo este proyecto, así como así como “la colaboración interinstitucional que deriva en la realización de servicios y equipamientos básicos para los habitantes”. En este sentido, recordaba la coordinación entre Diputación de Huesca, Ayuntamiento de Fiscal, Gobierno de Aragón, el grupo de Acción Local Cedesor y el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino.

Por su parte, Manuel Larrosa incidía en que “era un servicio necesario en la población, ya que hasta ahora no teníamos escuela”. A partir de ahora, “esta escuela ayudará a lograr la conciliación entre la vida laboral y familiar”.

En el acto también estaban presentes el profesor y los 10 alumnos que desde el pasado mes de febrero acuden a esta nueva infraestructura, así como los cerca de 40 niños del colegio de Educación Infantil y Primaria y muchos vecinos de la población, que no se querían perder el estreno de este centro tan demandado por las familias jóvenes de la zona.

Datos del Centro

Los beneficiarios tienen entre 0 y 3 años, y provienen tanto de Fiscal como de los núcleos del municipio de Broto. Desde hace un mes acuden todos los días en horario de 9 a 17 horas a la escuela infantil, un edificio de una planta con una superficie útil de 90 metros cuadrados, repartida en dos aulas, un comedor, una zona de juegos, servicios, cocina y una zona para el aseo del personal, todo ello con calefacción radiante por el suelo.

En el exterior, hay un gran espacio en el que los niños pasan parte de su jornada escolar. Asimismo, esta infraestructura se encuentra en un entorno natural privilegiado, en una zona residencial a las afueras de Fiscal, en el que se integra perfectamente debido a que está forrada con piedra.

La inversión en este centro, que comenzó a construirse en julio del año pasado, supera los 360.000 euros; de los que más de la mitad, 205.000 euros, corresponden a la aportación de la Diputación de Huesca, y el resto tanto al Gobierno de Aragón como a las subvenciones en materia de desarrollo rural que posibilita el acuerdo del programa europeo Leader.

Parte de la subvención de la Institución provincial a este centro proviene del Plan de Escuelas Infantiles, que, desde su puesta en marcha en 2005, ha posibilitado invertir más de 3,4 millones de euros a través de más de 80 actuaciones en 46 municipios oscenses y una comarca altoaragonesa.

Comentarios