La búsqueda de gas se vuelve a poner de moda en la provincia de Huesca

gaseoducto gas Serrablo

El Gobierno aragonés autorizaba esta semana a varias empresas para investigar posibles yacimientos de gas en la provincia de Huesca. Era este martes cuando se aprobaba, en Consejo de Gobierno, los permisos para llevar a cabo los estudios pertinentes. El interés suscitado en el Alto Aragón se remonta a hace diez años. Desde entonces han sido varias las compañías que se han dedicado a la búsqueda de hidrocarburos, tanto líquidos como gaseosos.

Las autorizaciones aprobadas corresponden a varias zonas de la comarca de la Jacetania y en un municipio de la comarca del Alto Gállego, en las que la empresa Repsol tiene comprometida una inversión cercana a los tres millones de euros en tres años.

En esas áreas ya se encuentran trabajando varios técnicos que se encargarán de analizar la estructura geológica del terreno.

Sin embargo, apuntaba el consejero de Industria del Gobierno aragonés, Arturo Aliaga, durante su visita a la capital oscense, este tipo de permisos no garantizan la obtención de unos resultados inmediatos. Se trata de un proceso largo y complejo, que requiere de estudios geológicos y sísmicos sobre el terreno, la realización de catas, y sondeos. El periodo de estudio puede durar hasta cinco años. A pesar de todo, señalaba, “el interés mostrado no deja de ser una noticia positiva”.

El contenido técnico y económico de los permisos, así como el compromiso de las empresas se publicará a lo largo de los próximos días en el BOA.

En la provincia de Huesca se constataba la presencia, en su día, de importantes yacimientos de gas que ahora se utilizan, como es el caso de los pozos del Serrablo, como reserva estratégica del Sistema Nacional Gasista. De ahí el interés mostrado por este tipo de empresas interesadas en instalar pozos de extracción en el Alto Aragón.

Comentarios