Monólogos en Monzón con "Catando Maridos" de Soledad Felloza

Soledad Felloza

Este domingo 13 de Marzo concluyen los actos programados por la Concejalía de Políticas de Igualdad con motivo del día Internacional de la Mujer, con un espectáculo humorístico y de crítica social con los monólogos de Soledad Felloza y su obra “Catando Maridos”, incluido también en la programación del Patronato de Cultura del Ayuntamiento montisonense. La cita a las 7.30 de la tarde en el Auditorio San Francisco.

La actriz, cuentacuentos, y narradora uruguaya, Soledad Felloza, es maestra en el difícil arte de los monólogos, y con su espectáculo “Catando Maridos”, pretende hacer una crítica social enmarcada en la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres.

La cata en el vino no es un acto complejo, cualquiera que no tenga alteraciones significativas de sus sentidos, puede llegar a catar vinos de forma acertada. Felloza invita en su espectáculo, a cambiar la palabra vino por marido y pregunta si no les parece a las mujeres que se han perdido algo, si no tienen la sensación de que tienen un rioja clásico de gama media, y se han quedado sin probar los Ribera de Duero, los fuertes Toros, los sorprendentes Priorat, los brillantes Somontanos, o los frescos Albariños. Y si no tienen la sensación de que no averiguaron mucho de la cepa de donde procedía, y hoy se lamentan soportando las ramificaciones varias que trajo consigo…léase cepa madre, cepa hermanas…

En esa lucha por la igualdad, y la conciliación laboral y familiar, está también el Patronato de Cultura del Ayuntamiento que como iniciativa pionera, traslada la ludoteca infantil al Auditorio San Francisco para que los interesados puedan disfrutar del espectáculo con la tranquilidad de tener un lugar donde dejar a sus hijos.

El servicio lo prestará la Asociación Tritón, gestora de la Ludoteca Municipal, y permitirá a las mamás y papás pasar un buen rato con el monólogo cómico mientras sus hijos se entretienen con los distintos talleres infantiles.

Se trata de un servicio gratuito. Para disfrutarlo, en el momento de la compra de las entradas de quienes van a ver la función, bien en la oficina del SAC de la plaza Mayor, bien en la taquilla, hay que indicar que se quiere hacer uso del servicio e inscribir a los niños.

El único requisito es que tengan como mínimo tres años de edad, y el número de plazas será limitado.

Comentarios