El Obispado de Barbastro-Monzón espera instrucciones de Roma para resolver el litigio de los bienes

El Obispado comunicará a la Santa Sede, a través de la Nunciatura, el fallo de la Audiencia Provincial de Huesca, que descarta la vía civil para la devolución de los bienes, y esperará las instrucciones oportunas con el fin de lograr que, con la ayuda de los poderes civiles del Estado, judiciales o extrajudiciales, se ejecute la sentencia ordenada por el Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, de 28 de abril de 2007, que obliga al Obispado de Lérida a devolver las 112 piezas de arte que tiene en depósito y que son propiedad de Barbastro-Monzón.

El Obispado de Barbastro-Monzón ha hecho público un comunicado, en el que destaca que “respeta la resolución judicial pero no comparte su contenido básico por las razones que ya se expusieron en Primera Instancia y en el recurso de apelación que ahora se ha desestimado”, al mismo tiempo que mantiene “su confianza en la Administración de Justicia y en que se cumpla la legislación vigente, como corresponde a un Estado de Derecho”.

El Obispado manifiesta que tiene el deber de cumplir la voluntad del más Alto Tribunal de la Iglesia y pide de todos, apoyo, confianza y constancia para alcanzarlo, en buena armonía como corresponde a un asunto intra eclesial, con pleno respeto a la autonomía interna de la Iglesia.

La Audiencia Provincial de Huesca desestimaba el recurso interpuesto por el obispado de Barbastro-Monzón y la Fiscalía para instar la ejecución del Decreto de la Signatura Apostólica que ordena a la Diócesis de Lérida devolver a Aragón 112 piezas de arte. El Tribunal Superior de Justicia de Aragón consideraba que el procedimiento de exequatur solicitado, previsto para lograr la ejecución de una sentencia de un estado extranjero en otro país, no es admisible al ser una cuestión interna que debe resolver la Iglesia que tiene tribunales competentes para resolver este asunto.

Comentarios