Un viaje visual por la vida y obra de Ramón J. Sender

Los fotógrafos Vicente Lachén y Dominique Leyva se acercan a la figura de Ramón J. Sender a través de imágenes. Cartas, telegramas, documentos o fotografías que desvelan aspectos desconocidos del que consideran el escritor más importante que ha dado Huesca. Un recorrido por su obra y los paisajes que la inspiraron, desde Alcolea de Cinca hasta México.

El Espacio Ibercaja Castillo de Montearagón habla de Ramón J. Sender en el 110 aniversario de su nacimiento. Este lunes se proyectaba la primera de las dos piezas audiovisuales que han realizado Vicente Lachén y Dominique Leyva, del colectivo Visual tal cual. En esta primera se hablaba de la biografía del escritor altoaragonés.

Ramón J. Sender nació en Chalamera, Huesca, y pasó su infancia en los pueblos aragoneses Alcolea de Cinca y Tauste. En 1939 se exilió a México y murió en 1982 en EE.UU. Fue un escritor muy prolífico, sobretodo de novelas, muchas de ellas históricas sobre la guerra civil (Réquiem por un campesino español o Crónica del alba entre otras).

El viernes realizan otra proyección, esta vez más libre e interpretativa. Ambos realizadores han recorrido los paisajes de Alcolea y Alburquerque (México) buscando los lugares en los que se inspiró Ramón J. Sender.

Estas dos proyecciones abarcan dos etapas completamente distintas del escritor. Para ello, los fotógrafos decidieron repartirse el trabajo y darle su visión subjetiva a cada una. La primera, realizada por Vicente Lachén, se centra en la juventud de Sender que transcurrió en la provincia de Huesca. Así se ve reflejado en cada imagen, donde pueden observarse rincones de Alcolea de Cinca, población en la que Sender vivió su niñez y casualmente, residencia de la familia paterna de Lachén. Chalamera, localidad natal del escritor, también tiene sus imágenes en esta parte de la exposición.

Por otro lado, Dominique Leyva se encargó de la penúltima etapa del escritor, que discurrió en Alburquerque (Nuevo México) que, además, coincide con la ciudad natal del fotógrafo, y de la que surge la segunda parte de esta exposición.

Esta muestra supuso para los fotógrafos un amplio trabajo de lectura de las distintas obras de Sender, de las que aparecen fragmentos junto a las imágenes.

Comentarios