Detenidas 15 personas con más de veinte kilos de cocaína

Guardia Civil anti droga

Una operación de la Unidad de la Policía Judicial, de la Guardia Civil de Huesca y Barbastro ha permitido la detención de quince ciudadanos de origen magrebí, en las localidades de Monzón y Binéfar, además de Balaguer en Lleida. A los detenidos se les incautaron veintidós kilos de cocaína, ochenta mil euros en efectivo, vehículos de alta gama, además de todo tipo de material para la mezcla de la droga, y basculas de precisión. Las detenciones se efectuaron en diferentes viviendas de cada una de las tres localidades. Una parte de los detenidos tras declarar en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Monzón, ha ingresado en la prisión de Zuera, y el resto ha quedado en libertad con cargos.

La red de detenidos operaba en las comarcas de Litera, Cinca Medio, Bajo Cinca y Segriá y han sido varios los meses de investigación y seguimiento de los detenidos, que presuntamente traficaban igualmente con otro tipo de estupefacientes como hachís y marihuana. En los últimos meses en localidades como Binéfar, se había detectado una fuerte “alarma social” ya que la venta de droga se llevaba a cabo, en plena calle, y especialmente a sector de población joven. Por esta razón, diferentes familias habían mostrado su preocupación a los diferentes cuerpos de seguridad de la zona.

Es la operación más importante que se ha llevado a cabo en la zona oriental de la provincia, y una de las más importantes en la provincia de Huesca. Los presuntos traficantes operaban en toda la zona desde Fraga, Monzón, Binéfar y en las localidades de influencia además de la comarca leridana del Segriá.

El “modus operandi” era que el presunto cliente contactaba con los traficantes en diferentes pisos y establecimientos de hostelería de la zona, en horarios preferentemente nocturnos, y el contacto se realizaba a través de llamada telefónica, o bien a través de llamadas que los presuntos traficantes realizaban en días y horarios prefijados por cada una de las poblaciones, tanto en Huesca como en Lleida.

El trabajo policial ha sido impecable, ya que de forma coordinada se actuó contra la red, tanto en Balaguer, Binéfar, como Monzón. En los meses de seguimiento en la investigación, se ha constatado el alto nivel de vida de los detenidos, desde vehículos de alta gama, a los lugares que frecuentaban.

Comentarios