La Virgen de la Peña y la iglesia de La Puebla de Castro ya tienen réplica en madera

José Riva es un vecino de La Puebla de Castro que, al jubilarse, descubrió su afición por el maquetismo. Todo comenzó, hace nueve años, con la talla de un busto pequeño, hecha con la madera de un chopo, caído, aunque a día de hoy, las estrellas, de las más de 60 piezas que acumula, son las maquetas de la Basílica de la Peña de Graus y de la iglesia de Santa Bárbara de La Puebla de Castro.

José Riva todavía conserva aquella primera pieza, que talló con una navaja, a la que siguieron otras, sin más conocimiento, sobre este arte, que la experiencia adquirida al dibujar niveles, lo cual le sirvió para las mediciones de las maquetas y los dibujos, y lo aprendido a través de los libros.

De hacer tallas pequeñas pasó a hacer maquetas de edificios como la Basílica de la Peña de Graus o la iglesia parroquial de La Puebla de Castro. La primera fue la iglesia de Santa Bárbara, en la que invirtió 34 meses, y consta de casi 6.000 piezas, mientras que, en la Basílica de la Peña, formada por más de 6.800 piezas invirtió 22 meses. Se trata de réplicas exactas de los originales, lo cual obliga, a realizar muchas visitas a estas construcciones.

José Riva dedica a su taller, las tardes, aunque, dependiendo de las visitas, el trabajo es mayor o menos pero, suelen ser unas dos horas diarias las que dedica a esta afición. Según el color de la piedra de los edificios emplea una u otra madera aunque es una afición cara por lo que trata de aprovechar al máximo el material.

Tanto las maquetas como el resto de piezas (alrededor de setenta), de momento, sólo se pueden visitar en el taller de este vecino cuya ilusión sería, alcanzar el centenar de tallas, y poder, entonces, disponer de un local en el que hacer una exposición permanente.

En la actualidad trabaja en el Guernica y una talla de Homer Simpson (ambas empezadas) y ya dispone de los bocetos y dibujos de la catedral de Roda, además, de atender los encargos que pueda recibir.

Comentarios