Cierra el mercado de la trufa con un balance positivo en ventas y calidad

Mercado Trufa Graus

“Ahora toca descansar”. Eso es lo que explicaba José Vicente Girón, presidente de la Asociación de Truficultores y Recolectores de Trufa de Aragón. Tras el cierre de la temporada 2010 – 2011 el pasado martes, ahora llega el momento de hacer balance que, en esta edición, afirman, es positivo, tanto por las ventas y degustaciones de trufa como por la calidad de esta cosecha.

Por tercer año consecutivo, el Mercado de la Trufa Fresca de Graus aumentaba su número de visitantes entre personas que se acercaban para comprar trufa y aquellas que acudían al mercado para degustar las tapas elaboradas, con este ingrediente, por los diferentes restaurantes de la zona.

A ello cabe sumarle que, a pesar de que no ha habido mucha cantidad de trufa, en especial silvestre, la calidad en esta temporada era óptima gracias a la humedad correcta con la que se ha contado este invierno y a la correcta adecuación al frío de las trufas, que permitía que madurasen perfectamente.

Un año más, en este mercado, se volvía a hacer hincapié en acercar este hongo al consumidor ofreciendo, de nuevo, la posibilidad de comprar trufa al detalle con una maduración correcta para el consumo diario en el hogar. Esto hacía que muchos se acercasen para comprar, de esta forma la trufa pero, sin duda alguna, otros tantos también acudían a por paquetes. En esta edición, el kilo de trufa llegaba a alcanzar los 650 euros.

Finalizada la temporada de venta, a partir de ahora, desde la Asociación de Truficultores y Recolectores de Trufa de Aragón se llevarán a cabo cursos y ponencias para continuar con los planes de formación. Por otra parte, quienes posean plantaciones comenzarán ya a cultivarlas y a montar los sistemas de riego para tener todo preparado para la temporada siguiente.

Comentarios