“Espejos en la memoria” recoge la historia, cultura y paisajes de tres territorios

El pasado, presente y futuro de las ciudades de Huesca, Olot y Tournefeuille confluyen en un mismo espacio a través de la exposición “Espejos en la memoria”, que se inaugura este viernes en el Centro Cultural del Matadero. El proyecto incluye, además, un catálogo disco que ha coordinado Biella Nuei en el que participan artistas de los tres territorios. El resultado final se dará a conocer en un concierto en directo que tendrá lugar a finales del mes de abril en Huesca.

La muestra, que se podrá ver hasta el 1 de mayo, aglutina diferentes disciplinas artísticas, a través de la mirada y la interpretación que de las tres ciudades han hecho los artistas que han intervenido. Un ejemplo de pluralidad, diversidad y cooperación cultural entre estos tres territorios, tan alejados entre sí y al mismo tiempo con tantos elementos en común.

Las piezas que se exhiben pertenecen a la catalana Isabel Banal, los franceses Guillaume Bautista y Erick Moncollin, y a la aragonesa Marta Javierre. Ésta última presenta su obra “Lugares vividos” en el que invita a hacer un recorrido por los paisajes visuales y sonoros de las tres regiones.

“La fraternité” es el título del disco que acompaña al catálogo. Un minucioso trabajo que ha estado coordinado por Biella Nuei, en el que se han mezclado melodías tradicionales con estilos más contemporáneos, tratando de buscar las similitudes y diferencias entre las tres ciudades. Un disco que no dejará indiferente a quien lo escuche.

El catálogo recoge, además de varios textos y fotografías, el relato de nueve hechos históricos de las tres ciudades. Un trabajo que ha necesitado de la implicación de un importante número de personas que han colaborado en la realización de este ambicioso proyecto, enmarcado en el programa Ciudades 3.0, en el que participa la capital oscense.

Comentarios