Envasados del Pirineo de Sabiñánigo "Innovación, Diversificación y Expansión"

La Ventana Juan Manuel Fonseca

Con motivo de la celebración del décimo aniversario de de Envasados del Pirineo en Sabiñánigo, la factoría ha contado con la presencia del consejero de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, quién ha destacado el primer contacto que mantuvo con sus promotores en agosto de 2002 en la ciudad serrablés, un equipo joven que “ha demostrado una vocación y empreño industrial, apasionante y de éxito. Con su departamento ha existido esa estrecha y fluida colaboración que debe darse para poder sacar adelante proyectos y por ello los ha querido poner de ejemplo en el primer Congreso de Jóvenes Empresarios”.

Envasados del Pirineo, dedicada a la investigación, desarrollo, producción y distribución de productos para el tratamiento de aguas para piscinas, industria ganadera y detergentes, cuenta actualmente con 68 trabajadores y fabrica más de 16.000 toneladas al año de productos para el tratamiento de aguas con los máximos niveles de calidad y respeto al medio ambiente, respaldados por las oportunas certificaciones para los mercados internacionales.

El gerente de la empresa, Pedro Grasa, ha comentado que “no son temerarios pero si valientes, en no quedarse en unas pastillas para piscinas y contar con un equipo de investigación y desarrollo, que con la seriedad y seguridad que requieren este tipo de productos estemos en otras líneas de producción. Por ello con sus clientes se está en ambiciosos proyectos de investigación, desarrollo e innovación, distribuyendo sus productos en 58 países de todo el mundo, especialmente en Europa, norte de África y América, asentándose progresivamente en áreas de Asia central y el sur de América”.

Precisamente Asia y Rusia centran la más reciente apuesta estratégica de Envasados del Pirineo, que mantiene una oficina permanente y una dirección comercial para esa zona en Uzbekistán.

Grasa ha resaltado que para poder obtener ese trabajo se ha tenido que contar con equipo directivo y de empleados que “han dado ese paso de compromiso con la empresa para poderla situar en su actual momento en su proceso de diversificación”.

El director de la planta, Sergio Mayenco, ha manifestado que “desde una ciudad pequeña se va seguir trabajando en diferentes ámbitos, ya que el mercado lo requiere y por ello se está en su internacionalización y nuevos productos, como son en el sector agrícola y ambientación. Seguimos estudiando en el apartado de la biotecnología que nos llevan a más artículos que en su momento se podrán anunciar, una vez pasen sus controles y con total respeto al medioambiente”.

El director general de Industria, Javier Navarro, ha recordado que “ a parte de ese asesoramiento y gestión que se lleva a cabo desde esta parte de la administración, en el caso que nos ocupa por su forma de plantear su estrategia es un grupo que se presenta claramente con ejemplo para una escuela de negocio”. .

La nueva línea de envasado de fertilizantes puesta en marcha por la empresa garantiza la continuidad de la planta de Sabiñánigo y ha permitido aumentar en 10 trabajadores fijos la plantilla, que tiene una edad media de 34 años y está compuesta en un 75% por mujeres.

DIEZ AÑOS EN SABIÑÁNIGO

La empresa se constituyó en enero del 2001 y sus inicios fueron como planta piloto para la fabricación de pastillas de cloro para piscinas. Esta factoría se instalo en Sabiñánigo gracias a que la antigua Aragonesas (absorbida por Ercros hace dos años) compró una planta de fabricación de ATCC (la materia prima sólida) en Las Franquesas del Vallés con la intención de implantarla en Sabiñánigo para evitar los costes logísticos del transporte de hipoclorito hasta allí. Al principio se trabajó con máquinas de segunda mano, provenientes de la antigua fábrica de Las Franquesas y con procesos prácticamente manuales al 100%. La nave inicial era de 600 metros cuadrados y se fabricaban 1.000 toneladas de producto con 6 personas.

Todo el equipo humano de la empresa asimiló rápidamente los procesos de fabricación, el mantenimiento de la maquinaria y la necesidad de la formación continua como herramienta imprescindible para ganar la confianza de los clientes y progresar en el sector.

En 2003 tomaron la decisión de construir una nave acorde a las necesidades del momento y futuras de la planta, que en esos dos años se habían multiplicado por cuatro. Así, las instalaciones crecieron hasta los 3.000 metros cuadrados de nave de fabricación y 500 de oficinas y vestuarios. Posteriormente, en el año 2004, volvieron a crecer incorporando dos naves en la misma calle de 800 y 700 metros cuadrados, la primera como almacén regulador y la segunda para una nueva línea de fabricación, los peróxidos.

De esta manera se completaba la gama de productos para piscinas y se abría una nueva línea de negocio para ganadería. En 2005 la empresa construyó junto a la nave de fabricación otros 1.500 metros cuadrados para almacenamiento de materia prima, con capacidad para 1.350 toneladas.

En 2006 se puso en marcha la planta de peróxidos y se introdujo en el mercado la pastilla BICAPA, siendo los primeros y únicos en hacerlo. Un año más tarde Envasados del Pirineo se consolidó como el mayor fabricante de productos para piscinas de Europa, el tercero del mundo -por cantidad y calidad- y el primero de peróxidos en España con un año de experiencia previa únicamente.

En 2008, continuando con la diversificación, se comenzó con una nueva línea de negocio adicional a las dos existentes, piscinas y ganadería. Se trataba de la línea de detergencia, que permitiría estabilizar más la producción a lo largo de todo el año, minimizando los picos de demanda. Esta línea se implantó definitivamente en el año 2009. Paralelamente la empresa ha acometido un proceso de internacionalización paulatina, como se relataba anteriormente.

Envasados del Pirineo ha obtenido diversos premios a lo largo de su trayectoria, entre ellos los concedidos por el Gobierno de Aragón en 2008 y 2009 por el desarrollo de productos biodegradables con el consiguiente ahorro energético. Pertenece a la federación de Empresas Químicas y Plásticas de Aragón y es miembro del Programa Empresa que promueve el Instituto Aragonés de Fomento. Premio Empresa Huesca en Innovación.

Tiene en su haber diferentes desarrollos científicos, como una pastilla bicapa para floculación y potabilización de aguas en situaciones de emergencia, un acuerdo de investigación con la Universidad de Zaragoza para el desarrollo de antivirus en piscifactorías u otra colaboración con la Universidad de Navarra para desarrollar pastillas de cloro incorporando nuevas aplicaciones. Trabajan habitualmente con centros universitarios como la Universidad Rovira i Virgili (formación del profesorado en nuevas áreas científico-técnicas) o la Universidad de Navarra (programas de prácticas para alumnos).

Envasados del Pirineo ha participado en varios programas de investigación como los relacionados con el desarrollo de productos y procesos para ganadería y acuicultura o una pastilla potabilizadora biodegradable que se empleará fundamentalmente en misiones humanitarias, militares y catástrofes naturales, así como en países en desarrollo. Este último proyecto forma parte del área de responsabilidad social empresarial de la compañía.

Comentarios