Las instituciones aúnan esfuerzos para que Barasona sea un lugar clave para el turismo

2003071515 barasona.jpg

Son numerosos los proyectos que, en estos momentos, hay sobre las mesas de diferentes despachos pero que tienen un mismo fin; hacer del embalse de Barasona un atractivo turístico destacado y un lugar de ocio y disfrute para los vecinos de la zona. Carriles para bicicletas, paseos o lagos artificiales harán que este pantano y su entorno se conviertan en todo un resort.

Por una parte, Confederación Hidrográfica del Ebro y el Ayuntamiento de La Puebla de Castro ya trabajan, de forma conjunta, para que, en 2012, puedan comenzar las obras para crear una zona peatonal a orillas del embalse de Barasona en la margen derecha aguas abajo.

En estos momentos ya se trabaja en la redacción de este proyecto gracias al cual un carril peatonal unirá el desvía de la N – 123 con el final del pantano. Este camino discurrirá de forma paralela a la carretera y aunque, en un principio se tendría que haber llevado a cabo en esta anualidad, no será hasta el 2012 cuando comience a ver la luz.

Además, desde hace unos días, ya se puede disfrutar del carril bici que ejecutó Fomento también en esta misma carretera y que contó con un presupuesto de 1,7 millones de euros. Se trata de una actuación piloto en España que convierte a esta zona en un lugar único. Cabe sumar que, junto a este carril bici, se llevaba a cabo otro peatonal desde Graus hasta el cementerio.

De esta forma, en ambos lados de la N – 123 se podrá pasear, ya sea en bicicleta o a pie.

En el otro margen del pantano también está previsto crear un carril bici a propuesta de Arabici. Se trata de uno de los proyectos que recoge el Plan de Zona de la Ribagorza, en el eje 1 y a través del cual se unirían Graus y Cáncer y que se ejecutará a través del Plan de Desarrollo Sostenible para el Medio Rural con un presupuesto de 150.000 euros. El vial arrancará en el puente románico de Graus y discurrirá por la margen derecha de la carretera, dirección Benabarre.

Y también se contempla, desde el área de Promoción de Turismo y Medio Ambiente de la DPH, junto al Plan de Competitividad Turística de la Ribagorza, poder realizar un sendero que una la antigua embotelladora de Aguas Ribagorza con la base náutica.

A ello cabe sumarle el proyecto que, desde el consistorio grausino, se va a realizar en la cola del pantano creando una lámina estable de agua a través de un dique. Esta actuación cuenta con un presupuesto de 325.000 euros y ya está aprobado por el Consejo de Administración de la Cuenca del Ebro.

El proyecto definirá las obras para crear en el futuro un lago artificial en el municipio de Graus, donde se podrán desarrollar nuevos usos lúdicos. Esta obra adecuará medioambientalmente el entorno, y sigue las líneas de acción definidas en la Directiva Marco del Agua para la mejora de las masas de agua y la corrección de los efectos de las infraestructuras hidráulicas.

Comentarios