El área de salud de Castejón de Sos contará en breve con centro de rehabilitación

El Departamento de Salud y Consumo del Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Castejón de Sos firmaban este martes un Protocolo de Colaboración para mejorar la accesibilidad de los ciudadanos a la red de centros sanitarios de fisioterapia con el fin de acercar la rehabilitación al medio habitual en el que vive el paciente. Se espera que a mediados de abril, esté en funcionamiento este centro de atención especializada.

Un convenio que permitirá a los pacientes de la zona norte de la comarca de la Ribagorza continuar con su rehabilitación en el nuevo centro de Castejón de Sos, en lugar de desplazarse hasta el hospital de Barbastro, como vienen haciendo hasta la fecha. De este modo, los vecinos del Álto Ésera se ahorrarán los 100 km que, aproximadamente, les separan de dicha localidad. María Pellicer, alcaldesa de Castejón de Sos, señalaba que con el acercamiento de servicios de este tipo a la zona, se evitan los desplazamientos de los vecinos así como la pérdida de tiempo.

El centro se ubicará en un local alquilado, en la calle Arasán nº2 hasta que se construya el nuevo centro de salud. Negociado por un fisioterapeuta, y mandatado por el centro hospitalario de Barbastro, el local totalmente habilitado para su fin, contará con las instalaciones adecuadas para que pueda ser usado por personas con cualquier tipo de discapacidad. Se espera que en el mes de marzo concluyan las obras y a mitad del próximo mes, empiece a funcionar.

Este nuevo servicio acogerá a todos los pacientes adscritos a la zona de salud de Castejón de Sos, desde el límite con la provincia de Lérida, en su parte oriental, Campo al sur, y Benasque-Cerler al norte. Su puesta en marcha obedece a la intención de Salud de integrar en una red única todos aquellos recursos y dispositivos de carácter público que oferten sus servicios en el territorio de Aragón y especialmente los de aquellas comarcas y municipios que por su distancia al hospital general de referencia ocasionen mayor problema y dificultad a los pacientes, dado que los tratamientos rehabilitadores requieren en la mayoría de las ocasiones atención durante un periodo considerable de tiempo.

El convenio lo rubricaban este martes en Zaragoza, la consejera de Salud y Consumo del GA, Luisa María Noeno y la alcaldesa de Castejón de Sos, María Pellicer.

Comentarios