Siguen adelante las obras de mejora de la plaza Alfonso El Batallador en Huesca

Plaza Alfonso El Batallador

Los propietarios de los diferentes establecimientos hosteleros del entorno de la plaza Alfonso el Batallador han mantenido un encuentro con el Ayuntamiento de Huesca, y con la empresa NOVEX, adjudicataria de las obras de acondicionamiento que se van a llevar a cabo en esta zona de la ciudad. Pese a la petición del sector hostelero de retrasar los trabajos hasta después del verano, el consistorio tiene previsto mantener el calendario fijado, aunque teniendo en cuenta la opinión tanto de vecinos, comerciantes como hosteleros con objeto de minimizar al máximo las molestias que puedan generar.

El alcalde de Huesca, Luis Felipe, es consciente de los problemas que acarrean este tipo de obras, al mismo tiempo necesarias de acometer en la ciudad. Y por este motivo se va a continuar con el calendario de plazos fijado que, por otra parte, la empresa adjudicataria deberá cumplir.

El aplazamiento de los trabajos para después del verano no haría sino retrasar todavía más el inicio de unas obras de mejora muy demandadas por la ciudadanía. El alcalde entiende la posición de los hosteleros, teniendo en cuenta que afectará a la época de terrazas, pero insiste en que es difícil elegir una fecha porque siempre va a ocasionar molestias.

Las obras conllevan el cambio del pavimento de toda la Plaza Alfonso el Batallador y las calles adyacentes como Espinosa de los Monteros y Padre Huesca. También se proyecta la instalación de cuatro contenedores soterrados en el extremo más al sur de la calle Padre Huesca.

El proyecto recoge el control del transito de vehículos para lo que se ha previsto la colocación de controles automatizados en el acceso de la calle San Orencio y en la calle San Lorenzo a base de bolardos hidráulicos, similares a los instalados en la calle San José de Calasanz.

La intervención cuenta con una nueva instalación de alumbrado. Se sustituyen las existentes y se eliminan las situadas sobre columnas en la calle Padre Huesca y la plaza Alfonso I. En esta última, el alumbrado instalado en las fachadas se refuerza con una línea de luminarias situadas en la prolongación de la fachada este de la calle Padre Huesca.

La inversión asciende a 672.000 euros. La idea es que, una vez que se haya finalizado la intervención, toda la zona cobre carácter peatonal, de manera que solo los vehículos de carga y descarga, a determinadas horas, y los residentes tendrán acceso con sus vehículos.

Comentarios