La actividad del club Riba Roca cierra la Semana del Pirineismo

Este jueves, concluye la IV Semana del Pirineismo “Vicente de Heredia” con el repaso, por parte de Ricardo Mata, miembro del club de escalada Riba-Roca, de la actividad desarrollada durante 2010. La semana la abría el montañero oscense Lorenzo Ortas, dentro de la serie “Pirineos en la memoria con una harla titulada “Pirineos, una mirada vertical”. La cita será en Espacio Pirineos, a las 19.30 horas.

Por lo que se refiere, al año en curso, lo más destacado, para el club Riba-Roca, pasa por poder llevar a cabo, en Graus, una competición de escalada en bloque, y cursos de iniciación, además de participar en diferentes competiciones y las salidas habituales, de los socios, durante los fines de semana.

El montañero altoaragonés Lorenzo Ortas era el encargado, el miércoles, de abrir la Semana del Pirineismo, dentro del la serie “Pirineos en la memoria” con una charla en la que Ortas repasó la historia de la conquista de las paredes de esta cordillera, que ilustró también con su propia experiencia en estas vías históricas.

Para Lorenzo Ortas, pionero, altoaragonés, en las ascensiones a estas montañas, los Pirineos es el terreno de juego de los “pirineistas” aragoneses, donde, señalaba, se desarrolla la actividad cotidiana, antes de atacar las grandes cumbres aunque, reconocía, que tras pisar otras cimas, siempre se regresa a Pirineos.

Este experimentado montañero hablaba del cambio que ha sufrido, este deporte, con el paso de los años, principalmente, en la mentalidad, porque se ha pasado de ser montañero, en general, a especializarse en una determinada actividad, y en la información que permite conocer, antes de salir, el estado de las paredes o de la montaña, con lo cual ha dejado de ser ya una aventura.

Ortas indicaba que quizás, estos cambios, son buenos para el desarrollo de este deporte, aunque manifestaba que él sigue apostando porque sea la época (la de nieve o hielo) la que siga marcando el desarrollo de la actividad.

La Semana del Pirineismo, organizada por el Área de Cultura y en la que colabora el Club Riba-Roca, comenzó como una forma de aglutinar proyecciones y charlas para los alumnos del curso de Técnico de Montaña y, poco a poco, se ha ido haciendo un hueco dentro de la programación cultural de la localidad.

Comentarios