Decepcionante inicio de la temporada de pesca

José Pablo Manau (pescador altoaragonés)

Como el agua que bajaba por nuestros ríos el pasado domingo, “muy fría”, “helada”, así ha comenzado la temporada de pesca en el Alto Aragón. Varios son los factores que hacen que nuevamente y van ya varios años, que el comienzo de la pesca sea un fracaso en nuestros ríos del Pirineo. Los pescadores nos quejamos que hay menos truchas y tenemos razón.

¿Pero que es lo que está pasando para que así sea?. Lo primero que nuestros ríos no están como hace treinta o cuarenta años; sufren muchas agresiones y las medidas que se toman son mínimas o se toman con mucha lentitud. La depuración de aguas en las cabeceras de nuestros ríos está sin terminar de hacer, salvo mínimas excepciones. Se decía que en el año 2010 iban a comenzar la mayoría de ellas de las que faltan en nuestro Pirineo, que son casi todas, pero hasta el momento el asunto está parado.

¿Se terminarán todas antes del 2015?.....Esperemos que sí y que este año 2011 sea el del despegue definitivo.

El caudal ecológico se sigue sin respetar muy a menudo.Las variaciones bruscas de caudal que provocan las centrales, perjudican gravemente a los alevines en las puestas naturales año tras año. Las extracciones de áridos que alteran los cauces de muchos de nuestros ríos, se siguen realizando. La sal que se vierte en las carreteras en época invernal. ¿Cuánto perjudica?

La “plaga” de especies invasoras como el cormorán y la garza y que no se toman medidas. Muchas veces, los vertidos incontrolados. La alteración de las riberas. Con todos estos problemas, que cabe esperar y aun así seguimos teniendo truchas. Pero este año se ha añadido una nueva cuestión. Definitivamente no ha habido suelta de truchas. Los pescadores de a pie no lo entienden.

Estos últimos años, al menos varios de los cotos sociales en régimen normal, recibían sueltas de truchas antes del inicio de la temporada y ello paliaba la poca actividad que para estas fechas suele tener la trucha nativa de los ríos. Los cotos deportivos se preparaban para el comienzo de la temporada de la trucha con sueltas masivas.

El PGP de este año lo pone claro, no se puede repoblar con trucha que no sea autóctona. Si, todos los pescadores comprendemos que debemos proteger a nuestra trucha autóctona donde la haya; pero no a expensas de hipotecar todo nuestro Pirineo. La pesca era, es y debe ser un recurso socioeconómico importante para los pequeños pueblos del Pirineo.

Este domingo los cotos sociales estaban casi al completo de ocupación y hasta cierto punto es normal, la gente que sale de pesca quiere estar tranquila y así lo consigue y quiere evitarse la posible aglomeración en las zonas libres. Pero este año no ha ocurrido así.

Mucha menos gente en nuestros ríos y por la tarde hasta los cotos se quedaron desiertos antes de tiempo. El Departamento de Medio Ambiente tiene en estos momentos una papeleta muy difícil. Debe intentar en el menor tiempo posible resolver el problema que una denuncia de una entidad ecologista y posterior resolución de la fiscalía le ha puesto.

La ley estatal 42/2007 y sus artículos 2.c y 15 están claros.

Pero la demanda social y la pesca como recurso socioeconómico piden soluciones. Los pueblos se quejan y los bares, hoteles y restaurantes en los que la pesca hasta hace poco les dejaba unos buenos recursos entre la terminación de la caza y el verano, ven perder año tras año gente.

Nadie entiende que no se puedan hacer sueltas de truchas en muchos tramos en que esta especie no predomina y además son tramos de ríos muy deteriorados. En este apartado están casi todos los cotos deportivos.

Hace no muchos años, los fines de semana en época de la pesca de la trucha, los cotos trucheros de Ansó, Hecho, Fiscal, Lafortunada…. estaban completos, los pescadores poblaban los pueblos el fin de semana y dejaban un buen dinero en los bares, restaurantes y hoteles de las zonas. Hoy en día eso se ha terminado. Los pescadores, queremos proteger lo que tenemos; pero lo que realmente merezca la pena.

Casi la totalidad de los ríos del Pirineo y los Ibones están repoblados desde hace más de 100 años. ¿Qué porcentaje de trucha autóctona tenemos y donde la tenemos?. Realmente es poca.

Protejamos estos lugares y los más próximos procuremos que se regeneren con ejemplares autóctonos; pero el resto que es la mayoría de nuestros ríos y embalses trucheros sigamos con sueltas de truchas que se llevan tantos años haciéndolo y que son las que realmente ocupan esos lugares y que para la mayoría de los pescadores actuales son “autóctonas” aunque lo sean de segunda”, pero son las que prácticamente han conocido de siempre.

Esa es la realidad que tenemos. Hay que dar alternativas para que la gente disfrute y se pueda llevar algunas truchas. La captura y suelta en los pescadores que pescan la trucha lo practican una minoría. Pongamos un 30%; el resto quiere llevarse alguna trucha a casa. Seamos realistas y no queramos engañar a nadie. Tienen que pasar más años y seguir educando a los más jóvenes en soltar al pez para que el captura y suelta lo practique una mayoría y se generalice, como se esta haciendo en los numerosos cursillos que realiza la Federación y algunos clubes.

La temporada 2011 ha comenzado con escasísimas capturas. Decepcionante. El día pintaba muy bien. Amanecer frío, pero la mañana al estar los cielos despejados la temperatura fue muy agradable; ríos con abundante caudal pero sin ser excesivo y aguas muy frías. El viento era del sur. Sin comentarios. Las perspectivas, tras las noticias en los días precedentes a la apertura, no era buena, pero siempre queda….En los cotos sociales en régimen normal las capturas fueron escasas.

En los cotos sociales en captura y suelta se consiguieron algunas piezas en lo bueno del día de doce a cuatro de la tarde.

La mayoría de los tramos libres de los ríos Veral, Aragón Subordán, Aragón, Gállego, Ara, Cinca, Ésera. Isábena y Noguera Ribagorzana ha pasado lo mismo; pocos han sido los afortunados con truchas capturadas.

Los cotos deportivos respondieron algo mejor pero no mucho, debido a las sueltas que habían recibido al final del pasado año. ¿Pero cuanto van a poder aguantar sin suelta de truchas?. Tanto trabajo, e ilusión puesta en ellos durante estos años y ahora, ¿qué va a pasar?. La temporada pues ha comenzado fría y desilusionando a un año más a casi todos los pescadores.

Esperemos que conforme avance la misma y sabiendo que somos unos empedernidos optimistas este panorama cambie y podamos disfrutar de nuestros ríos y embalses. El 1 de junio se abrirá la alta montaña pero como ya se ha comentado para unos pocos afortunados que son los pescadores de mosca, que podrán practicar la pesca en los lugares más bonitos del Pirineo; el resto a seguir pescando el otro 50% de nuestros ríos trucheros en partes mas bajas.

Pongámonos a trabajar todos juntos, con mucho diálogo e ideas claras de lo que realmente queremos, para buscar las mejores soluciones y dar a la PESCA su valor socioeconómico que debe generar; los pueblos de la montaña lo agradecerán y los pescadores también.

Los pescadores esperamos buenas actuaciones, somos muy pacientes; demasiado pacientes y vamos a confiar en el Departamento de Medio Ambiente que tiene entre manos una patata caliente, que le esta quemando; pero que sabemos que lo esta intentando.

La pesca merece todo el esfuerzo que se pueda hacer por ella. No puede esperar más. Aragón es una Comunidad rica en ríos y embalses y se merece lo mejor.

Comentarios