El PP critica el reconocimiento de facturas por el Ayuntamiento de Monzón de 2010 por más de 500.000 euros

El Grupo Municipal del Partido Popular critica la propuesta que se lleva al pleno del día 28 marzo en la cual se propone proceder al reconocimiento de obligaciones correspondientes del ejercicio 2010, por un montante superior a los 500.000 euros.El PP recuerda que las obligaciones son todas aquellas facturas pendientes de contabilizar y de pagar durante el año 2010. Son gastos que no se han previsto en los Presupuestos municipales.

La cantidad de dinero destinada al pago de estas facturas es de 522.917,41€, casi 90 millones de pesetas. La mayoría de estas facturas no son de imprevistos o gastos no

contemplados, si no que proceden de una mala elaboración presupuestaria porque no se han contemplado o no se han querido contemplar dichos gastos para que el Presupuesto Municipal pudiera cuadrar. Además, este déficit viene arrastrado de años anteriores y el Equipo de Gobierno no toma decisiones coherentes para evitar este gasto que es una lacra para los Presupuestos Municipales.

Son facturas emitidas algunas desde abril hasta el 31 de diciembre del 2010, lo que significa que hay empresas que llevan sin cobrar por parte del Ayuntamiento más de 11 meses y estamos hablando de facturas cuyo valor ronda entre los 5000 y los 10000 €. En época de crisis, las Instituciones Públicas deben facilitar el pago de estas facturas atrasadas para que las empresas puedan poseer liquidez para afrontar sus propios pagos.

El Partido Popular se opondrá a la medida en el futuro pleno, aunque quiere destacar que es necesario y obligatorio que el Ayuntamiento se haga cargo de estos gastos. Su voto en contra es un voto de castigo a la mala gestión y quiere destacar que la situación de crisis económica municipal no tiene perspectivas de solución si no se toman medidas concretas. Por eso, el Grupo Municipal propondrá que los próximos Presupuestos Municipales sean coherentes y se amplíen las partidas de gasto para que se puedan hacer efectivas estas facturas y las empresas no tengan que esperar casi un año para cobrar debido a trámites burocráticos. Además, consideran que esta cantidad de casi 523.000€, en dos años y con unos presupuestos reales y sensatos donde se controle el gasto, se puede reducir casi en su totalidad o solamente dejarla para imprevistos reales y que no estaban presupuestados. Por el bien de la situación económica del Ayuntamiento, de las empresas que trabajan para el mismo y por todos los montisonenses es el momento de comenzar a aplicar políticas de contención de gasto que den unos buenos resultados.

Comentarios