La Nunciatura continúa realizando gestiones para resolver el litigio de los bienes

El Nuncio Apostólico en España, Renzo Fratini, ha comunicado a Roma la situación actual del litigio, después del fallo de la Audiencia Provincial de Huesca que descartó la vía civil para la devolución de los bienes. El Obispado de Barbastro-Monzón solicitó a la Nunciatura que comunicara a la Santa Sede la decisión de la Audiencia Provincial.

La Nunciatura ha mantenido en las últimas semanas conversaciones con los Obispados de Barbastro-Monzón y Lérida con el objetivo de avanzar en este asunto e intentar superar las dificultades que tiene Joan Piris para devolver las 112 piezas de arte sacro. Ambos obispos se comprometieron a trabajar conjuntamente para resolver las dificultades, tras la firma en la Nunciatura de un documento en el que Piris reconoció que la propiedad de las piezas es de Barbastro-Monzón y anunció que se apartaba de la vía civil.

El Obispado altoaragonés espera las instrucciones oportunas con el fin de lograr que, con la ayuda de los poderes civiles del Estado, judiciales o extrajudiciales, se ejecute la sentencia ordenada por el Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, de 28 de abril de 2007, que obliga al Obispado de Lérida a devolver las 112 piezas de arte que tiene en depósito y que son propiedad de Barbastro-Monzón.

La Audiencia Provincial de Huesca desestimó el recurso interpuesto por el obispado de Barbastro-Monzón y la Fiscalía para instar la ejecución del Decreto de la Signatura Apostólica que ordena a la Diócesis de Lérida devolver a Aragón 112 piezas de arte. El Tribunal Superior de Justicia de Aragón consideró que el procedimiento de exequatur solicitado, previsto para lograr la ejecución de una sentencia de un estado extranjero en otro país, no es admisible al ser una cuestión interna que debe resolver la Iglesia que tiene tribunales competentes para resolver este asunto.

Desde 1995, el obispado de Barbastro-Monzón reclama al de Lérida las obras depositadas en la diócesis leridana y que proceden de las parroquias oscenses, que pertenecían a la diócesis catalana y que actualmente pertenecen a la aragonesa. El Vaticano ha ordenado en repetidas ocasiones al Obispado de Lérida que entregue dichas piezas de arte.

Aragón exige la devolución pero la Generalitat de Cataluña afirma que se encuentran protegidas por la Ley de Patrimonio y apuesta por un acuerdo entre ambas partes para solucionar el litigio.

Comentarios