Un centenar de vecinos conocen la reforma de la A–2613 (Lascuarre-Castigaleu)

Los habitantes de Lascuarre, Castigaleu, Luzás y Monesma y Cajigar ya conocen todos los detalles sobre la reforma que la Dirección General de carreteras llevará a cabo en la A – 2613 en el tramo que unirá las localidades de Lascuarre y Castigaleu ahorrando, a sus vecinos, unos cinco minutos de trayecto y reduciendo en recorrido en 1.5 kilómetros.

A día de hoy todavía no se conocen fechas de cuando se podrá llevar a cabo esta actuación pero, en la Mancomunidad Valle del Isábena ya cuentan con este proyecto que han podido redactar gracias a la financiación del departamento de Política Territorial, justicia e Interior del GA.

El proyecto que se presentaba bajo el título Reforma de la carretera A – 2613 fase I contempla reducir la distancia entre los dos municipios pasando de los 7.450 metros actuales a los 5.950, consiguiendo aumentar, de esta forma, la velocidad de circulación por la vía de los 40km/h a los 60 km/h. Así pues, se calcula que tan sólo harán falta 6 minutos para desplazarse de un punto a otro.

Además, se ensanchará la calzada pasando de los 5 metros actuales que se hallan en algunos puntos a los 6 metros de anchura a los que cabe sumarles 0.5 metros de arcén, actualmente inexistente en la vía.

En total se espera que, en esta Fase I se inviertan cerca de 6 millones de euros.

Las curvas, los baches y la estrechez son, actualmente, los mayores problemas de este vial que se construyó entre 1925 y 1930 y que, en estos momentos, no cumple con las normativas de la DGA. Por este motivo, apenas se utilizará el trazado de la carretera actual.

El objetivo es crear una unión entre los ejes del Isábena (A 1605) y del Noguera Ribagorzana (N 230) que, además de facilitar la vida a los habitantes del territorio, ayudaría a desarrollar la economía a través de diferentes factores como, por ejemplo, el turismo.

Comentarios