Alumnos de Guayente regresan de sus prácticas en Francia y Suecia

Los alumnos de 2º de cocina de la Escuela de Hostelería de Guayente se acaban de incorporar a las clases tras finalizar el periodo de prácticas. Los futuros cocineros han realizado 410 horas en los distintos establecimientos de la zona. De los dieciocho alumnos de esta promoción, quince las hacían en restaurantes del Valle de Benasque, mientras que tres alumnos las realizaban en el extranjero, dos en Francia y uno en Suecia.

Alejandro Labarta realizaba las prácticas aquí, en el Valle de Benasque, y destacaba la positiva experiencia que suponía este acercamiento al mundo laboral y la diferencia marcada entre la escuela y la realidad, sobre todo en el servicio.

Fernando Desaide ha realizado las prácticas en Suecia. Del país nórdico destacaba la organización y el control de sus cocinas. Señalaba la utilización de frutos rojos, mantequillas y otras grasas, y sobretodo, productos congelados, bien carne de reno o pescados. Durante un mes ha podido empaparse en la cultura gastronómica del país, y de hecho, ya ha cogido alguna idea para poner en práctica en España.

Pablo Villacampa se ha ido hasta Francia, a los países del Loira, donde ha aprendido, al igual que su compañero en Suecia, una forma diferente de trabajar, tanto en los horarios, como en los alimentos utilizados en la cocina y la cantidad de platos servidos. Este alumno destacaba el protagonismo de las mantequillas, grasas, patata y todo tipo de derivados lácteos en la gastronomía francesa. Otro de los puntos destacables es el horario que llevan en el vecino país.

Una de las coincidencias de los estudiantes es la preferencia por la cocina española aunque destacaban lo positivo de la experiencia. La escuela de Guayente y sus alumnos, del ciclo de formación en cocina y gastronomía, mantienen una estrecha relación con las empresas, ya que el objetivo principal de este módulo es acercar la realidad empresarial a los alumnos y dar a conocer en el sector, futuros cocineros, e incluso la posibilidad de encontrar un trabajo.

Se trata de un periodo formativo que los alumnos afrontan con ilusión y como un reto a la hora de adaptarse a trabajar en grupo. Un módulo, el de formación en empresas, al que los estudiantes llegan con un amplio bagaje práctico. La carga instructiva es de 5h de teoría y 25 de práctica por cada semana de formación en la escuela.

Comentarios