Cáritas Diocesana Huesca aprueba un presupuesto de 1 millón de euros para trabajar en 2011

Rastrillo solidario, Cáritas Diocesana, nov 10

Cáritas Huesca celebraba este viernes su Asamblea Diocesana Anual, en la que también participaba el Obispo de Huesca, Julián Ruiz. En su transcurso se presentaba y aprobaba el informe de dirección, con los retos para 2011, se informaba de la gestión de 2010, con toda la actividad caritativa llevada a cabo, y se hacía balance económico del pasado año, al tiempo que se aprobaba el presupuesto para este año, que asciende a 1.005.000 euros, una cifra que, aunque elevada, se considera desde Cáritas que está muy afectada por la crisis.

En la Asamblea se dejaba constancia de la gran solidaridad de los oscenses en estos últimos meses, y de la buena gestión llevada a cabo, que han permitido prácticamente cuadrar el ejercicio.

El Obispo Julián Ruiz, en sus palabras a los asistentes, agradecía el trabajo que desarrolla Cáritas por la sociedad y por los más pobres y necesitados. Además, se despedía al administrador general Delfín Castán, y se presentaba a Fernando Calvo, que le sustituye en el cargo.

En 2010, Cáritas atendió a casi 1.200 personas en la acogida, y unos 1.400 transeúntes pasaron pos sus actividades. Se destinaron más de 73.000 euros a ayudas directas en los distinitos programas, y se dieron 190.000 euros a ayudas a familias, a través de las becas de asistencia. Además, se ha contado con un gran número de personas participando en actividades formativas.

La Cooperación Internacional también ha sido muy importante. Se recogieron 95.000 euros para Haití, y en total, para emergencias internacionales, se recaudaron 106.000 euros.

Entre los retos para este 2011, Cáritas Diocesana Huesca se marca atender a la crisis y seguir dando una respuesta de calidad y humana a los más pobres, generando esperanza y creando nuevos cauces para la atención. Asimismo, trabajarán en la austeriodad y la autofinanciación, y mejorarán la comunicación interna.

Comentarios