Truficultores de media España encuentran asesoramiento en el centro de Graus

El Centro de Investigación y Experimentación en truficultura de Graus tiene en el asesoramiento uno de sus principales objetivos. La mayoría de la consultas las realizan quienes se inician en el mundo de la truficultura pero también hay “veteranos” que se acercan hasta el edificio para conocer, de cerca, las nuevas posibilidades que ofrece este mundo.

Las preguntas que los truficultores realizan en este centro son tanto a nivel técnico como administrativo. Por ejemplo, suelen ser comunes las preguntas sobre plazos y requisitos para pedir una subvención o dudas referentes a cómo se deben instalar los riegos, cómo deben tratarse los árboles o qué resultados ofrecen los análisis químicos. Además, en determinadas ocasiones son los técnicos del centro quienes se desplazan hasta las plantaciones en caso de que el tema a resolver sea complicado.

Quienes acuden al centro son, principalmente, habitantes de Huesca pero, por vía telefónica y por email también resuelven dudas de gente que les pregunta desde Valencia, País Vasco e incluso Chile.

De forma paralela, los trifucultores también pueden adquirir, tanto en el centro como en el edificio de la DPH, una guía práctica en la que, además de un glosario, se habla de selvicultura, se informa de las aspectos que se deben conocer antes de introducirse en el mundo de la truficultura y se tratan diferentes aspectos sobre la plantación, el seguimiento o el estado del terreno.

Juancho Aso es uno de los truficultores que, en más de una ocasión, ha requerido el asesoramiento del Centro de Investigación y Experimentación en Truficultura y se muestra satisfecho del asesoramiento y apoyo que recibe desde este organismo, sobre todo, tal y como comenta, en su caso, ya que acaba de introducirse en el mundo de la truficultura.

Comentarios