Cartas al Director: La Verdad sobre el pacto del agua y la Afección sobre el turismo de aguas bravas”.

Gustavo Ortas Torralba

Presidente Asociación Gállego Activo

Las últimas declaraciones de los Partidos Políticos, Asociaciones de Empresarios y de la Comunidad de Riegos del Alto Aragón acerca del acuerdo de la Comisión del Agua sobre la regulación del Gállego carecen de información veraz.

El texto del acuerdo tomado el 20 de Julio de 2006, por la Comisión del Agua de Aragón, aprobado por 50 votos a favor y 8 abstenciones, recoge:

“Visto el informe elaborado por el Instituto Aragonés del Agua que recoge las diferentes posiciones manifestadas por los miembros de la Comisión del Agua en el proceso de interlocución, incluidas las propuestas relativas a la no realización de ninguna pieza de regulación en el cauce del Gállego.

El Pleno de la Comisión del Agua de Aragón, Acuerda:

Elevar el documento en su conjunto, que comprende las conclusiones de los trabajos desarrollados por la Ponencia de Obras, la redacción del punto 2, las aportaciones complementarias incorporadas a lo largo del proceso de interlocución y el informe del Instituto Aragonés del Agua, a las Instituciones y Órganos competentes para que, bajo los principios de coordinación y colaboración, aborden sin dilación la solución definitiva y la ejecución de los compromisos derivados de la misma, en el ejercicio de sus competencias.”

En ningún momento se manifiesta que el acuerdo por la regulación del Gállego fuese la construcción de un pantano de 35Hm. Por otra parte, la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, en la Comisión Mixta de Seguimiento del Pacto del Agua de Aragón, celebrada en las Cortes el día 25 de Septiembre de 2006 ahondó en que la decisión de estudiar el pequeño Biscarrués tiene unas connotaciones especiales que son solicitadas también por la Comisión del Agua, como son que no se inunde ningún núcleo habitado, que se permita la laminación del río y el mantenimiento de las actividades turísticas alrededor del mismo, y la ejecución de un Plan de Restitución de la zona que compense la parálisis inversora.

Desde la Asociación Gállego Activo, queremos recordar las afecciones que tendría la construcción del Pantano de 35 Hm3 sobre el Turismo de Aventura alrededor del mismo.

De los 22 kilómetros navegables entre el Pantano de la Peña y el de Ardisa, existen principalmente dos tramos, uno alto comprendido entre la presa de la Peña y la Playa de Murillo (9 kilómetros) y otro desde la Playa de Murillo hasta Santa Eulalia (9 Km.). La construcción de dicho pantano ANEGA TOTALMENTE EL TRAMO INFERIOR DESDE MURILLO AL PUENTE DE HIERRO DE SANTA EULALIA además de inundar a 2 kilómetros del tramo alto, quedando únicamente 7 kilómetros de los 22 actuales…

El rafting practicado entre la Playa de Murillo y Santa Eulalia es un Rafting de nivel familiar. Este tramo del río se utiliza para grupos de escolares y familias. En primavera, A PARTIR DE MITAD DE MARZO, la actividad de Rafting en este tramo es casi DIARIA con la afluencia de centros escolares procedentes de toda la península y de Europa. La consecuencia directa de la construcción de dicho embalse es la IMPOSIBILIDAD DE MANTENER ACTIVIDADES CON CENTROS ESCOLARES NI FAMILIAS.

Además también hay otras actividades que se verían afectadas ya que se desarrollan en el tramo de rio inundado: canoas, kayak, puenting, multiaventura. Son actividades complementarias a la actividad estrella (el rafting), actividades que se practican cuando el turista se queda más de un día en la zona. Al no posibilitar otras opciones de actividades, el turista se quedaría menos tiempo, o no vendría, siendo el impacto sobre las otras empresas turísticas muy considerable (alojamientos, restaurantes…).

En resumen, se estima un impacto directo de más del 30% del volumen de negocio de las empresas de aventura por la anegación del tramo navegable entre la Playa de Murillo y Santa Eulalia de Gállego asociada a una drástica disminución de la temporada de apertura. La viabilidad de las empresas quedaría muy comprometida.

Cualquier obra que afecte al tramo navegable entre la Presa de la Peña y el Pantano de Ardisa destruirá el Turismo de Aguas Bravas y con ello a toda la industria turística que genera más de 300 empleos. Y, que es el único mótor de desarrollo de la zona occidental de la Hoya de Huesca. Destruir una economía turística sostenible, que se ha construido principalmente con fondos privados, con mínimas ayudas públicas, es absurda e impensable en el siglo XXI y en época de crisis.

Las alternativas al proyecto de 35Hm deben ser estudias a fondo tal y como lo recoge el Pacto del Agua. El proyecto de Biscarrués 35Hm3 no cumple los acuerdos del Pacto de Agua, existen alternativas viables capaces de cumplir con todos los requisitos de la comisión: laminar avenidas, no inundar el nucleo de Erés y mantener las actividades de turismo ligadas al Gállego que son en la actualidad el motor de desarrollo de toda una comarca.

Comentarios