Si seguimos abusando de antibióticos las enfermedades comunes volverán a crear peligro

medicamentos farmacia

Se celebra el Día Mundial de la Salud y este año la Organización Mundial quiere alertar a la población de los peligros de abusar de los antibióticos. La OMS es tajante y advierte que el mundo está a punto de quedarse sin las curas milagrosas que nos proporcionan los antibióticos. Enfermedades que ahora son comunes y no entrañan peligro pueden volverse auto inmunes a las soluciones que da la medicina, los antibióticos.

El uso inadecuado e irracional de los antimicrobianos crea condiciones favorables a la aparición, propagación y persistencia de microorganismos resistentes. Esta reacción natural de las bacterias se debe frenar con el uso responsable de los antibióticos.

Los farmacéuticos aragoneses participan en el Día Mundial de la Salud informando a sus clientes de estos peligros y dando pautas sobre el buen uso de los antibióticos.

Enfermedades como la lepra, la tuberculosis, la gonorrea o la sífilis han dejado de ser mortales en nuestra sociedad y esto es lo que corre peligro. Cada año se producen unos 440.000 casos nuevos de tuberculosis multirresistente, esto es, que se han tratado con diversos antibióticos y no han funcionado, y de ellos al menos 150.000 mueren.

La OMS está decidida a frenar este progreso y elige el Día Mundial de La Salud para alertar sobre ello, porque la salud es lo más importante.

La resistencia a los antimicrobianos es un fenómeno natural por el cual los microorganismos se vuelven resistentes al efecto de los medicamentos que deberían destruirlos. Con el paso de las sucesivas generaciones, el microorganismo portador del gen de la resistencia se vuelve cada vez más dominante hasta que el medicamento resulta absolutamente ineficaz. El uso inadecuado de los medicamentos antiinfecciosos propicia el surgimiento más rápido de la resistencia.

Se ha observado que el 26,4% de los pacientes piensa que sólo debe continuar el tratamiento con antibióticos mientras tiene síntomas, y ésta es la principal causa (el 54,5%) de abandono.

Consejos a la población

En caso de padecer una infección se debe acudir siempre al médico, al ser el profesional que le indicará si la enfermedad está producida por una bacteria y le prescribirá el antibiótico adecuado para la infección.

Hay que tener en cuenta que enfermedades como la gripe y ciertas infecciones de garganta son producidas por virus y el uso de antibióticos no es eficaz.

Es especialmente importante cumplir el tratamiento completo, aunque se mejore antes. Si se interrumpe el tratamiento de forma prematura, se corre el riesgo de que la bacteria patógena vuelva a crecer y a multiplicarse, produciendo así una infección aún más grave.

La duración del tratamiento vendrá especificada en la receta médica. Generalmente, la mayoría de los tratamientos se establecen por periodos entre 5 y 10 días.

Es esencial tomar la cantidad correcta de medicamento y cada dosis a la hora adecuada.

Los antibióticos son generalmente fármacos seguros, aunque, como todo medicamento pueden producir reacciones adversas. La alergia es uno de los efectos adversos más conocidos, aunque no de los más frecuentes. El paciente debe estar informado si es alérgico y llevar siempre consigo una tarjeta o medalla que lo indique.

Comentarios