La CE tiene dudas sobre la Declaración de Impacto Ambiental de la ampliación de Cerler

El comisario europeo de Medio Ambiente ha enviado su respuesta a una pregunta realizada por Izquierda Unida Aragón relativa al macroproyecto urbanístico en el valle de Castanesa en la que manifiesta sus dudas sobre la declaración de impacto ambiental de la ampliación de Cerler y anuncia que solicitará información a las autoridades españolas sobre el impacto ambiental del proyecto.

El comisario europeo de Medio Ambiente, Janez Potoncik, ha respondido así a una pregunta parlamentaria del eurodiputado de IU, Willy Meyer, a propuesta de IU Aragón. Meyer planteó que “la declaración del impacto ambiental, en vez de realizarse sobre el conjunto del proyecto, como debería ser, dado que el impacto será global, se ha realizado sobre un solo sector de la ampliación de Cerler y supedita las otras cuatro fases del proyecto a futuras evaluaciones ambientales”.

Cabe recordar que, según el contenido de la Declaración de Impacto Ambiental, el proyecto se llevará a cabo en cinco fases consecutivas a lo largo de dieciséis años. “Dicha Declaración solo abarcará las acciones correspondientes a la Fase I y algunas de las previstas para la Fase II del proyecto”, señala Adolfo Barrena.

En este sentido, la CE anuncia en su respuesta que la Comisión solicitará más información a las autoridades españolas sobre el ámbito de aplicación de la Directiva sobre impacto ambiental (Directiva EIA) elaborada.

Además, y teniendo en cuenta los informes Fourtou y Auken, IU preguntó a la Comisión si es consciente del impacto medioambiental, si dispone de la información específica sobre la zona afectada y por las medidas que piensa adoptar para garantizar y preservar su alto valor ecológico, rural y cultural.

Así, el comisario europeo de Medio Ambiente reconoce en la respuesta que, según la Declaración publicada por las autoridades medioambientales de Aragón el 30 de diciembre de 2010, el proyecto tendrá impactos de diversa magnitud y naturaleza en los lugares de la red ecológica Natura 2000 E, “Río Isábena” y “Posets-Maladeta”, según lo previsto en la Directiva de Aves y en la Directiva de Hábitats, así como en determinadas especies y hábitats de interés para la Comunidad.

Janez Potoncik añade en su respuesta que “se pondrá en contacto con las autoridades españolas sobre cómo han incorporado a la Declaración los requisitos de la Directiva Marco del Agua”, porque considera que “se ha cometido una posible infracción de la misma” y recuerda que “la Comisión presentó un procedimiento de infracción contra España en junio de 2010 por no haber aplicado y notificado a tiempo varios planes hidrográficos, entre el del Ebro, que tiene relación con la ampliación de Cerler por Castanesa.

Comentarios