El Peñas tendrá que esperar a la última jornada para la salvación

No pudo ser y en un partido de mucha intensidad el conjunto peñista caía tras una prórroga 97-99 ante U.B. La Palma. Los de Ángel Navarro tendrán que esperar a la última jornada, en su enfrentamiento contra Lérida, para certificar la salvación en la liga LEB-Oro. Palencia y Alcázar perdían sus encuentros, por lo que los oscenses siguen dependiendo de sí mismos para conseguir el objetivo. La afición volvió a responder y el Palacio Municipal de los Deportes registraba la mejor entrada de la temporada.

El partido comenzó con claro dominio peñista gracias al gran acierto exterior de Llorente, Asier Zengotitabengoa y Jeff Bonds, aunque los canarios lograron acortar distancias para terminar el primer cuarto con dos puntos de ventaja 26-24.

Durante el segundo cuarto los peñistas lograban distanciarse en el marcador para llegar al descanso con una renta de nueve puntos (50-41). En la reanudación parecía que los de Ángel Navarro podían romper el choque gracias al acierto de Howard Brown, aunque con acciones precipitadas los canarios daban la vuelta al partido llegando a darle la vuelta al marcador y colocarse uno arriba, aunque el periodo terminaba con ventaja de dos puntos para los oscenses.

El final de los 40 minutos reglamentarios fue un carrusel de tiros libres, La Palma, sin estar en bonus tuvo que hacer tres faltas consecutivas para llevar a los peñistas a la línea de tiros libres donde no estuvieron acertados. A falta de cuatro segundos para terminar, y con un punto de ventaja, Bonds fallaba el primero y anotaba el segundo poniendo a los peñistas con dos de ventaja. Tras tiempo muerto y sacar desde campo de ataque, un ex peñista, Dani Rodríguez recibía falta y anotaba desde la personal sus dos tiros para empatar y llevar el partido a la prórroga.

En el tiempo extra, los oscenses lo intentaron pero las primeras ventajas fueron para los visitantes con dos triples de Martínez. A partir de entonces los peñistas fueron a remolque aunque consiguieron recortar y ponerse a tres puntos en la recta final. Freimanis tuvo el triple del empate en sus manos, pero falló y los verdiblancos ya no tuvieron opciones, al final 97-99.

Ahora toca reponerse de la derrota y pensar en el último partido de liga donde se decidirá si el Peñas evita el play-out, sigue dependiendo de sí mismo y en caso de victoria no tendrá que jugar la eliminatoria de descenso, ya que los resultados acompañaban con las derrotas de Palencia contra Breogán y Alcázar ante Murcia.

Comentarios