IPC en la recta final de consultas, con la estrategia de Planificación Territorial

Iniciativa de Participación Ciudadana convocaba un penúltimo encuentro, el noveno, en el que presentaba la quinta y última estrategia dentro del programa de consultas por el valle, correspondiente a la planificación territorial. La cita, se daba a conocer el borrador D.A.F.O de dicha estrategia con el que se busca una optimización de los recursos.

Tal y como explicaba Mario Pascual, componente de IPC, la rivalidad política entre Benasque y Castejón de Sos, ha desembocado en esa dualidad de los servicios en la que no se mira ni por la rentabilidad y la distribución lógica de los mismos, sino por el beneficio del propio municipio, conformándose como la principal debilidad dentro de la estrategia de Planificación Territorial, complementadas con una falta de formación política y escasa gestión de técnicos cualificados, o el escaso papel de la Mancomunidad del Alto Ésera.

En cuanto a fortalezas; desde IPC apuntaban a una facilidad en el diálogo planteado desde las necesidades básicas del pueblo y el territorio. Amenazas, el contagio de los intereses partidistas, alejamiento de los centros de decisión y escasa representatividad, así como limitaciones en la recepción de recursos exteriores.

Finalmente, en el apartado de oportunidades, Pascual comentaba que se debe asesorar y realizar estudios técnicos sobre el estado actual de servicios e infraestructuras públicas estableciendo una distribución y orden de prioridades imparcial y con criterios objetivos. Asimismo, señalaba la importancia de la aplicación de las nuevas tecnologías de comunicación y una potenciación de la representatividad exterior con propuestas prioritarias.

Tras esta última sesión, la plataforma procederá a la creación y plasmación de líneas de acción de todas las consultas realizadas en el valle durante los últimos meses antes de presentar las conclusiones de manera oficial.

Comentarios