Controlado el incendio en la planta de Compost de Alcalá de Gurrea

Este jueves se producía un incendio en la planta de compostaje que hay ubicada en el término municipal de Alcalá de Gurrea. Bomberos de la Hoya y de Huesca capital han trabajado durante horas para conseguir sofocar el fuego, sobre las 4 de la madrugada, lograban controlarlo. Esta mañana los trabajos se centran en evitar que se reavive. Sobre las causas del incendio, la hipótesis que se baraja es la propia autocombustión de los residuos de la planta.

16 bomberos, de los parques de la comarca de la Hoya y de Huesca capital, con 4 camiones y dos palas excavadoras, estuvieron trabajando en el incendio en su momento más intenso, desde las 5 dela tarde del jueves hasta la madrugada de este viernes. El fuego provocó una gran cantidad de humo y malos olores que alertaron a los vecinos de Alcalá, Valsalada y Almudévar. Esta mañana todavía salía algo de humo en la zona pero mucho más controlado, nos han asegurado fuentes del parque de bomberos de Almudévar.

Estas dotaciones de bomberos se han tenido que enfrentar a una gran cantidad de humo y olores muy fuertes, incluso, alguno de ellos llegó a marearse. El problema es que entre los montones de residuos que han ardido hay sustancias desconocidas, nos cuentan los propios efectivos. Han denunciado la presencia de medicamentos y jeringuillas en esos residuos.

La planta de Compost del Pirineo ha ocasionado numerosas quejas entre los vecinos de la zona. A los malos olores que sufren, especialmente en verano, se han sumado, en los últimos meses, las cientos de bolsas de plástico que hay dispersas por el monte del municipio. El ayuntamiento de Alcalá ha puesto varias denuncias sobre este asunto. Precisamente, en mayo de 2009, el consistorio ya ganó un contencioso a la empresa por no corresponder su autorización con su actividad.

La Dirección General de Medio Ambiente dio la razón a los vecinos cuando, a través de un estudio de olfatometría, denunció unos resultados en los que el ratio de malos olores respecto a la planta de Compost era de ocho kilómetros, unos resultados que superan las bases legales, que permiten un impacto de tan sólo 200 metros.

Hace más de una década, cuando se construyó la planta varios municipios, entre ellos del de Almudevar denunciaron que no se estaba cumpliendo el proyecto para que la combustión de lodos no fuese al aire libre, pero esa situación no ha cambiado a día de hoy.

Comentarios