María José Rienda gana el título de Slalom en los Campeonatos de España

La mejor esquiadora española en Copa del Mundo ha colgado los esquís saludando desde lo más alto del podio. María José Rienda, ganadora de seis pruebas de la Copa del Mundo, se ha despedido del esquí y de su gente en Sierra Nevada, ofreciéndoles la medalla de oro del Slalom en los Campeonatos de España, que han finalizado hoy en la pistas que la vieron crecer como esquiadora. El otro vencedor de la jornada ha sido Pol Carreras, campeón en la prueba masculina. Finaliza así una temporada alpina que será recordada en el futuro por el adiós a una de las más grandes deportistas españolas de la historia: María José Rienda.

Habría sido injusto que en su ceremonia del adiós, en su estación y ante los suyos, Rienda no hubiese podido lograr una medalla de oro para celebrar sus 17 años en la élite. Tras su plata en el Gigante y su bronce en el Super Gigante, le quedaba una última oportunidad, y la aprovechó. Aunque para ello tuvo que contar con la descalificación de Andrea Jardí por saltarse una puerta, Rienda pudo dedicar su último título a quienes siempre han estado con ella, a las verdes y a las maduras.

“Ha sido la última carrera de mi vida, y la he luchado como luché en todas. Casi me salgo al final, pero quería dar lo mejor de mí y estoy exultante con esta victoria. No lo olvidaré nunca”, comentó Rienda, que a sus 35 años ha dicho adiós desde lo más alto. “Se acaba aquí una larga carrera deportiva a la que he podido poner un broche de oro con esta medalla. Estoy muy satisfecha de esa carrera, en la que he tenido que superar muchas adversidades, pero que han valido la pena. A partir de ahora, quiero seguir vinculada a los deportes de invierno, aunque no me veo como entrenadora sino como gestora deportiva. También quiero seguir vinculada a Sierra Nevada y a la Junta de Andalucía”.

La medalla de oro del Slalom femenino fue cosa de dos desde el principio. En la primera manga, apenas 7 centésimas de segundo separaron a Andrea Jardí de Rienda. La catalana marcó el mejor tiempo en la primera manga con 39s58 por el 39s65 de la andaluza. Carolina Ruiz, con 40s88, ya quedaba lejos para aspirar al triunfo. La segunda bajada fue parecida, sólo que Jardí llegó a meta con 39s90 pero tras saltarse una puerta, por lo que sería descalificada. Rienda, con 40 segundos justos para un total de 1m19s65, se proclamaba campeona, muy por delante de Ruiz (40s45 para 1m21s33) y de la catalana Anna Galofré, que de cuarta pasó a medalla de bronce tras dos bajadas idénticas de 41s46, para un total de 1m22s92.

“Estoy muy contenta de cómo he corrido este Slalom, porque apenas lo he entrenado dos días. Mi dedicación es la velocidad y he corrido sin presión, por el placer de esquiar, y esta medalla de plata me sabe muy bien para acabar la temporada”, comentó Carolina Ruiz, que en días previos había ganado el oro en el Gigante y el Súper-G. “Ahora tengo ganas de descansar. Hasta el 15 de mayo estaré de vacaciones y luego empezaré la pretemporada aquí, en Sierra Nevada”.

La medallista de bronce fue una Anna Galofré que estaba en una nube, puesto que, siendo todavía Juvenil I, ha logrado subir al podio en unos Nacionales absolutos: “¡Qué más puedo pedir! He hecho dos buenas bajadas. Esta medalla me llena de satisfacción y me da más motivación para seguir mejorando”, comentó la Galofré, que forma parte del  proyecto ARC de la Federación Catalana.

Carreras, de principio a fin

El Slalom masculino no fue tan competido como el femenino porque Pol Carreras marcó las diferencias desde el primer momento. Con Paul de la Cuesta y Ferran Terra sin muchas posibilidades (ambos han primado esta temporada la velocidad y en gigante), el catalán ya se impuso en la primera manga con 36s55, a casi un segundo de Joaquim Salarich (37s37) y a segundo y medio del también catalán Artur Martí (38s09). En la segunda bajada se repitió la historia y los tres acabarían ocupando, por este orden, el podio final.

“He hecho las dos bajadas con mucha cabeza, sin arriesgar mas de lo justo. En la primera no quería salirme, dadas las condiciones de la nieve y del trazado”, comentó Carreras. “Estoy muy contento con esta medalla de oro y, en general, con mi actuación en estos Campeonatos. Me voy de Sierra Nevada muy satisfecho”.

También lo estaban Quim Salarich y Artur Martí, ambos también en el programa ARC. El primero también es Juvenil I, como Anna Galofré. “Sabía que en el Slalom podía tener mi oportunidad aquí. Mi objetivo era una medalla y la he logrado”, dijo Salarich. “El Slalom me va mejor que el Gigante. Estaba convencido de  que podía hacerlo bien, y he luchado al máximo por subir al podio”, comentó, por su parte, Martí.

En estos campeonatos, muy bien organizados y que han contado con unas excelentes condiciones de nieve y temperatura, han participado 160 esquiadores (100 hombres y 60 mujeres), en su mayoría representantes de las federaciones territoriales, aunque también ha habido esquiadores finlandeses, suizos, italianos, chilenos y portugueses. María José López, directora general de Sierra Nevada, ha comentado que “es un honor para la estación celebrar los Campeonatos de España donde se ha visto un buen nivel deportivo y organizativo y además el plus de emotividad de la despedida de Rienda nos permitirá recordarlos con especial cariño”.

Comentarios